“Ya nada me devolverá a mi padre”: hijo del reciclador arrollado en Aeromar

0

Carlos Garizao Barrios, manifiesta que aún no tiene claro si interpondrá denuncias a los autores del accidente que cobró la vida de su padre Carlos Garizao.

Gran conmoción ha generado el trágico caso de un hombre arrollado por una camioneta registrado en la Troncal del Caribe en el sector de Aeromar. La víctima fue identifica como, Carlos Alfonso Garizao de 64 años de edad, quien era natural del municipio de Bosconia en el departamento del Cesar y residía en el barrioCristo Rey.

Garizao era un hombre cabeza de familia y el encargado de llevar el sustento diario a su hogar, donde convivía con su pareja sentimental María Barrios y sus tres hijos, Aleida, Carlos y Diego Andrés Garizao Barrios; el último, es el menor de los tres hermanos y se encuentra prestando el servicio militar.

Carlos Alfonso Garizao, se dedicaba al oficio del reciclaje; todos los días transitaba por la Troncal del Caribe, camino a la chatarrería donde llevaba lo que había recolectado en el día para ganar unos pesos, que usaba para comprar el alimento diario de su familia. Así lo relata con profunda tristeza su hijo, Carlos Garizao Barrios, que en el momento en el que se enteró del accidente, miró al cielo y rogó a Dios que no fuera su padre.

“Al escuchar el revuelo de la gente, en seguida se me vino a la mente mi padre, que a diario pasa por ese lugar, corrí hasta el sitio, fue un momento muy doloroso, me sentí destrozado”, así lo cuenta afligido Garizao Barrios, quien tiene el honor de llevar el nombre de su padre Carlos Garizao.

Hoy Carlos Garizao Barrios, siente la responsabilidad de llevar el mando en su humilde hogar, con lo poco que gana como conductor, espera brindarle a su madre María Barrios un sustento. Su hermana Aleida, es ama de casa, y su hermano menor Diego Andrés, presta el servicio militar.

“Mi madre se quedó sola y desamparada, ella no tiene una entrada económica, tengo en estos momentos la responsabilidad de mantener mi hogar y ayudar a mis hermanos” indicó el segundo de los hijos de la víctima.

La familia no ha tenido noticias de quien fue el responsable de haber atropellado a su ser querido, “Hemos estado tan preocupados con lo del funeral y lo del entierro en estos días que no hemos tenido tiempo de pensar en nada distinto , le contó con gran tristeza a OPINIÓN CARIBE Carlos Garizao Barrios.

PRIMERAS VERSIONES DEL HECHO

Una de las versiones de los testigos que presenciaron el hecho, afirman que la camioneta habría conducido a exceso de velocidad debido al impacto que sufrió la víctima que lo lanzó a varios metros de distancia cayendo de cabeza contra uno de los separadores de la vía sufriendo varios traumas que le causaron la muerte de forma instantánea.

Ante esto, el hijo de la víctima indicó que, “en estos momentos no puedo declarar nada sobre los hechos, hay muchas versiones alrededor del caso” a lo que inmediatamente agregó que aún no tiene claro si interpondrá acciones legales contra el conductor del vehículo, “siento que mi vida terminó, yo era muy apegado a mi papá, a mí no me interesa el dinero, ya nada me lo devolverá” concluyó el afligido hijo.

En Colombia, la muerte de una persona atropellada puede ser sancionada con una pena de 2 a 6 años de cárcel, El monto de la pena depende de las condiciones en las que haya ocurrido el accidente

Dejar respuesta

*