¡Puedo ganar sin comprar votos!: Fajardo

0
320

 ‘El profe’ Fajardo como le dicen sus correligionarios, está recorriendo el país para escuchar qué está pasando con la gente; fundamentar una verdadera propuesta y organizar sus equipos electorales.

El aspirante a la Presidencia de la República de Colombia, Sergio Fajardo Valderrama; visitó la sede del periódico OPINIÓN CARIBE en el marco del recorrido de promoción nacional de su proyecto político.

Durante el diálogo se declaró enemigo número uno de la corrupción, crítico acérrimo de la manera como se hace buena parte de la política en el país y aliado principal de que el ejercicio democrático de elegir y ser elegido se cumpla con transparencia y confrontando propuestas.

Este antioqueño ‘de pura cepa’ es matemático, tiene un máster en esta ciencia que le otorgó la Universidad de los Andes y un Ph.D. de la Universidad de Wisconsin-Madison de Estados Unidos.

Asimismo, se destacó como Director del Departamento de Matemáticas de Los Andes y del Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia. En el 2000 fundó el Movimiento Cívico Compromiso Ciudadano y fue candidato a la vicepresidencia por el Partido Verde en las elecciones de mayo de 2010.

Se convirtió en alcalde para el período 2004-2007, luego que 208.541 medellinenses depositaron su confianza en él, la cual fue retribuida al final de su mandato al ser elegido Personaje de América Latina por The Financial Times, el más prestigioso periódico de negocios de Inglaterra.

OPINIÓN CARIBE: ¿Usted cree que es el segundo aspirante con mayor posibilidad de ser Presidente de Colombia, como lo determinó el último resultado del Opinómetro?

Sergio Fajardo: Las encuestas son fotografías y el resultado simplemente representa lo que nosotros significamos. Más que una encuesta, la clave es romper con la política tradicional y evitar la polarización. Siento que vamos bien pero lo tomo con calma porque el camino es largo y sin duda, con muchos obstáculos enfrente.

OC: ¿En qué punto se encuentra su proyecto político?

S.F.: Estamos recorriendo a Colombia con tres objetivos básicos: ¡primero!, escuchar qué está pasando con nuestras comunidades para hacer un planteamiento básico y saber cómo tenemos el país; ¡segundo!, saber cuáles son los conceptos sobre los que debemos fundamentar una verdadera propuesta para el país; ¡y tercero!, organizar a la gente, como lo hemos hecho durante estos últimos años, para lo que viene.

OC: ¿Cuál es su posición frente a los escandalos de corrupción que han salpicado al presidente Juan Manuel Santos, al ex presidente Álvaro Uribe Vélez y a un número importante de dirigentes políticos?

S.F.: Somos una expresión diferente a la política. Me gustaría que me vieran y que hablaran de mi como quien está representando a todos aquellos que rechazamos las malas prácticas de la democracia. Los que trabajan conmigo saben que hemos construido todo a pulso, llegando a todos los lugares como una expresión que le apuesta a la capacidad de las personas. Nosotros sabemos construir esperanza, entendemos la manera como se supera la violencia y tenemos claro de que manera se combate la corrupción. Le apostamos a la educación, la ciencia y la tecnología; a la innovación y la cultura; ese es nuestro reto, llegar a todas partes con ese mensaje y explicar lo que significa.

OC: ¿En qué debe concentrarse la gente de Santa Marta y el Magdalena para alcanzar el desarrollo social y la madurez política?

S.F.: ¡Hay que aumentar la apuesta por la educación!. El lugar de Colombia que es más fértil para la creatividad y la imaginación, es el Caribe; pero no se compensa esa riqueza que tienen las comunidades con el nivel educativo. Adolfo Meisel Roca (codirector del Banco de la República), es una de las personas que más admiro. Él dice que ‘el reto del Caribe es la educación y el liderazgo político’ y la apuesta es romper con los esquemas tradicionales, que no dejan salir adelante a la población y eso se hace a través de la educación. Ese es el gran desafío y aquí está el talento y las condiciones. Existen otros problemas en Santa Marta como la transición del tema del agua, lo que pasa con la Sierra de Nevada y la Ciénaga Grande, entre otros, pero la educación es prioridad.

OC: ¿Tiene identificados en el Magdalena potenciales candidatos a corporaciones, sobre la base de que usted ha dicho que este tiempo es para trabajar en una campaña presidencial y formar nuevos liderazgos para el 2019?

S.F.: Como profesor tengo varias condiciones, una es sacar lo mejor de las personas y de las comunidades. Un gran maestro saca de un grupo de estudiantes lo mejor de cada uno. Por naturaleza construimos, no nos preparamos para destruir o acabar con alguien, sino para ser capaz de edificar un camino con la persona. Siempre me preocupo porque quienes están conmigo entiendan la política como una forma de comportarse, de ser decentes, estudiosos, rigurosos y formar nuevas generaciones. Esto es parte de lo que estamos haciendo por toda Colombia. Aquí tenemos un grupo de jóvenes que entienden la política de esta manera, por eso habla de principios y valores para romper con las trampas de la política tradicional.

OC: ¿Cómo se hace para conseguir votos sin tener que pagarlos cuando la costumbre política en Colombia es que hay que hacerlo para ganar?

S.F.: Tenemos claro que somos capaces de ganar unas elecciones sin pagar un peso por un voto. Lo hemos hecho en Medellín cuando fui Alcalde y después en Antioquia cuando nos eligieron gobernador. Me han puesto todas las investigaciones del mundo y hemos demostrado que llegamos de una manera diferente, gobernamos con transparencia, demostramos que se puede hacer distinto. No podemos aceptar que una persona se quede con la plata que le corresponde a la comunidad. Es falso el ‘cuento’ de que se tiene que dar plata porque de lo contrario se pierde la elección. Para acabar con ese estigma debemos ir hasta todas las personas y tomarnos el tiempo de explicarles. Si no llegamos a ellos jamás lograremos que voten por nosotros. ¡Fíjate!, estar con ustedes aquí es hacer política… que salgamos en las páginas de OPINIÓN CARIBE, es hacer política. ¡Eso nos estimula!.

OC: ¿A qué le tiene miedo Sergio Fajardo como candidato presidencial?

S.F.: El miedo que tengo es que después de tantos años Colombia no tenga la capacidad de superar la confrontación y que nosotros no seamos capaces de pasar a otra página después de tantos años. En términos políticos que nosotros repitamos la historia de nuestro país, que ha tenido la violencia como un elemento recurrente.

OC: ¿Le preocupa que durante el proceso electoral se presenten casos como el de Odebrecht que financió campañas presidenciales que lo podrían poner en desventaja?

S.F.: Nosotros hemos enfrentado estas campañas políticas y hemos derrotado la política que nunca ha tenido que estar dentro de la política de nuestro país, pero nuestro objetivo es ir construyendo. Sabemos que el problema tiene que ver con la financiación, la plata que nunca está escrita, pero están en las campañas, la concentración es como nos conectamos con cada persona es el reto. No me da miedo,espero que la justicia funcione; el reto grande es que seamos capaces de llegar a cada persona y explicarle. Estoy convencido de que cuando a una persona se le explica entiende.

OC: ¿Por qué no está haciendo campaña desde el Partido Verde, como lo hizo cuando fue candidato como fórmula vicepresidencial de Antanas Mockus en el 2010 y pusieron en jaque a la política tradicional?

S.F.: En ese momento el Partido Verde no existía. Se dio a conocer en Colombia gracias al influjo de lo que denominaron ‘La ola verde’. Esa era una estructura política con personería jurídica pero sin ideario. Nosotros no hemos podido entrar al Partido Verde, hemos ensayado más de una vez. Tenemos un reto político en Colombia y es definir cómo nos podemos unir a esas personas que creen que la lucha contra la corrupción y el clientelismo es un punto imprescindible en cualquier campaña para avanzar en la transformación de Colombia. Con Claudia López y Antonio Navarro tenemos sintonía, eso nos abre la puerta para avanzar y presentar al país una propuesta. No es sólo el tema de la lucha contra la corrupción, sino un montón de factores que tienen que ver con la forma en la que se conduce un país. El camino es bastante complejo, hay que saber priorizar, saber decir hacia dónde vamos y comunicar lo que queremos construir.

OC: ¿Cómo Presidente cuál sería su planteamiento en lo concerniente al uso y distribución de la tierra?

S.F.: Desde el punto de vista de la ley formal que tiene que ver con los planes de ordenamiento territorial es una forma técnica de entender que pasa en el país y la posibilidad dentro del acuerdo del proceso de paz para avanzar en el desarrollo del sector rural para convertirlo en reproductivo para darle la oportunidad a que Colombia avance. Esa riqueza que tenemos en la tierra le hemos dado la espalda por la violencia, es una obligación y es el primer punto del acuerdo generar oportunidades de empleo de garantizar la seguridad alimentaria si somos capaces de romper esta guerra permanente en Colombia y nos concentramos a trabajar.

Dejar respuesta