Fisa, ¿para cuándo?

0

La oficina de Control Urbano de la Secretaría de Planeación del Distrito en el marco de los operativos que adelanta, ha suspendido obras en diferentes sitios de la ciudad incluyendo la demolición de construcciones en desarrollo como la edificación Puerto Bay en Playa Salguero y Taganga.

De acuerdo con lo manifestado por el secretario de Planeación, Francisco García, este operativo contó con la presencia de entidades como el Departamento administrativo Distrital del Medio Ambiente -Dadma-, la Unidad Distrital de Defensa del Espacio Público -Udep-, el Cuerpo de Bomberos y la Policía Metropolitana, cuyos miembros fueron, además de la Oficina de Control Urbano, claves para realizar la inspección.

La eficiencia demostrada por la administración en estos operativos contrasta con la parsimonia a la hora de emprender acciones contra la construcción que viola varias de las normas urbanísticas vigentes en el distrito de Santa Marta, el edificio Fisa, que se levanta en la carrera 19 con la calle 11C, en el que además de suspender la obra, las autoridades no han ejercido medidas trascendentales sobre el predio.

Amparado por una supuesta solicitud de licencia la obra presenta un adelanto del 100 % de la estructura y más del 50 % en la mampostería. Esta solicitud fechada el 18 de julio de 2013 fue aprobada cuando había otra persona encargada de la Curaduría. OPINIÓN CARIBE, en ese momento, solicitó información al respecto, pero la respuesta fue que se había retirado el proyecto para hacerle ajustes.

De acuerdo con las normas urbanas la edificación muestra que un eje de columnas fue construido invadiendo la zona de retiro en la fachada. Otra de las anomalías que se evidencian a simple vista es que no cuenta con un área de parqueadero que corresponda a este tipo de edificación, además, se construye el 100 % del área del lote cuando la normatividad para las construcciones dedicadas a la salud fija la ocupación en máximo el 70 %.

OPINIÓN CARIBE hace un llamado a las autoridades para que fijen su atención en esta construcción a la cual no se le ha aprobado el cálculo estructural y así garantizar que una obra que se desarrolla en el distrito de Santa Marta no termine generando un impacto negativo para la ciudad.

Han pasado más de treinta meses desde que OPINIÓN CARIBE abanderó la denuncia en contra de esta obra, sobre todo cuando se anunció que se demolería la estructura y se afirmó que, “así tuviera los pisos que fueran, si violó la norma y si toca demolerlo se va a hacer, tenemos que trabajar en equipo con los curadores para evitar estas situaciones.

El 22 de agosto de 2016 se posesionó Jorge Luís Tamayo como nuevo curador Urbano de la Curaduría N.1°, quien al ser consultado sobre este edificio, dio a conocer que es la oficina de Control Urbano en la Secretaría de Planeación la que debe ejercer dicho control, la misma oficina que a pesar de habérsele preguntado no ha emitido un pronunciamiento al respecto.

CASO PUERTO BAY, LO ILEGAL

Francisco García, secretario de Planeación, explicó que en Puerto Bay se encontraron situaciones que amenazan presuntamente la seguridad humana. Para esto la oficina se reforzó con las demás entidades y así adelantar la inspección que arrojó la existencia de grietas en los elementos estructurales de los tres primeros pisos, falta de documentación y de una supervisión técnica independiente de tipo estructural.

“Nosotros continuaremos con estos operativos. El llamado es para los constructores para que cumplan con todos los requisitos exigidos para levantar sus edificaciones, con un control de supervisión que certifique la seguridad y la estabilidad de la obra”, indicó el jefe de Planeación Distrital.

Por su parte, el director del Dadma, Jaime Avendaño, sobre la decisión que cobija a este complejo habitacional expresó, “como entidad técnico científica, estuvimos presente en el operativo para coadyuvar en la toma de decisiones, asesoramos a la Secretaría de Planeación, observando el notorio escenario de Riesgo. En el marco de la prevención en donde se encuentra facultada la autoridad ambiental procedimos a solicitar la suspensión de las actividades.

La realización de actividades como la que cobijó este miércoles al proyecto Puerto Bay también se enmarcan dentro de las acciones preventivas que exige a los gobiernos municipales y distritales de todo el país la Procuraduría General de la Nación. Organismo que precisamente este miércoles suspendió al actual alcalde de Cartagena por las presuntas omisiones que en su administración habría incurrido en el caso que produjo más de 15 muertos en la capital de Bolívar hace menos de un mes.

Del mismo modo, el secretario de Planeación explicó que el cierre de este edificio a cargo de la constructora ARQ Design Ltda es temporal, debido a que se inicia un proceso de que dura alrededor de cinco días, en donde se verificará y determinará si esta edificación está en riesgo o no. Posteriormente, se tomará una medida definitiva sobre la suerte de esta construcción.

FISA, LO ILEGAL

La construcción de la clínica Fisa avanzó sin contar con el aval de Curaduría Urbana, debido a que la solicitud de licencia en la modalidad de obra nueva No. 147001-1-13-0295 del 18 de julio de 2013, solicitada por Ricardo Parra Rozo, fue archivada por la Curaduría No. 1°, luego de que el equipo de esta entidad revisara y evaluara el expediente, encontrando inconsistencias como la no presentación de los planos del diseño arquitectónico.

La Secretaría de Planeación Distrital interpuso mediante la Resolución 182 del 22 de mayo de 2014, una querella policiva de restitución del bien de uso público, en contra del representante legal de la construcción clínica Fisa, al considerar que se está, presuntamente, violando la norma urbana nacional.

El documento ordena la restitución de la zona de espacio público y de antejardín, que se encuentra invadida con la estructura y edificación en siete niveles, con una medida aproximada de tres metros del retiro de antejardín por 22 metros de fondo, para un total de 66 metros cuadrados de área, que al ser multiplicados por los sietes pisos de altura, suman un total de 462 metros cuadrados a restituir.

Esta providencia designó al inspector de Policía de la jurisdicción Norte, César Rovira, a ejecutoriar esta querella para que en un término de cinco días se procediera a recuperar el espacio público y la zona de antejardín.

La Secretaría de Planeación de la mano con la Secretaría de Gobierno y la inspección de la Policía, el 20 de octubre de 2014 dio cumplimiento a la orden de sellamiento de la construcción de la clínica Fisa.

Dejar respuesta

*