Connect with us

Portada

En Remolino, Pobreza camuflada

Opinión Caribe

Published

on

A ciento sesenta kilómetros de Santa Marta, la capital del Magdalena se ubica el municipio de Remolino, una población con riquezas naturales pero bajos indicadores en cuanto a desarrollo económico y social se refiere. OPINIÓN CARIBE se adentró en las entrañas de este pueblo para conocer desde su gente la realidad que allí se vive.

El objetivo dentro de la travesía Caribe que mantiene este semanario es determinar el estado actual de los municipios del Magdalena, su estructura administrativa, sus realidades sociales y con qué herramientas cuentan para superar las problemáticas que los aquejan.

En el caso de Remolino además de escuchar la posición de los habitantes, los políticos locales y los líderes de algunos sectores se hizo necesario investigar inicialmente lo desconocido o ignorado de este municipio que a pesar de estar cerca de la Capital del Departamento es desconocido para los magdalenenses.

La prueba está en que, para llegar hasta el lugar, según indica la herramienta Google Maps se toman dos horas y veintiséis minutos, pero a la hora de preguntar cuál es el mejor camino para llegar las opiniones difieren, pero la mayoría sugiere hacerlo por el municipio de Sabanagrande en el Atlántico.

Después de un sondeo el viaje hasta Remolino se hizo pasando por Sitio Nuevo bordeando el río Magdalena y recorriendo la Vía de La Prosperidad, una vía que entre la polémica y la política no ha demostrado lo bien que les hace a las poblaciones de esta región.

Además de acuerdo con el informe de viabilidad financiera del año 2016 de gastos de funcionamiento el municipio de Remolino cumplió los límites establecidos en el artículo 6 de la Ley 617, obtenido un indicador de GF/ICLD de 40.4%, en la vigencia 2016, logrando ajustar de manera autónoma sus gastos, por cuanto había incumplido en el año inmediatamente anterior.

Lo que significa que en términos financieros el municipio no está bien y está al límite de la pobreza.

Entre otras cosas, el hospital de la localidad fue declarado como uno de los once del Departamento cuya viabilidad financiera es insuficiente, puesto que se encuentran en riesgo alto, es decir, presenta crisis en los pasivos, razón por la cual debería someterse a un Programa de Saneamiento Fiscal y Financiero.

Además, se recupera actualmente de la violencia que azotó la región, el corregimiento de Santa Rita municipio de Remolino es uno de los modelos del Magdalena en el que se llevan a cabo procesos exitosos de restitución de tierras.

Sin embargo, lo que es palpable es que la pobreza cabalga por las calles y plazas de este municipio, aunque cuenta con varios corregimientos y algunos habitantes se definen como ganaderos, comerciantes o agricultores, hay quienes aseguran que en esta población hay unos que si desayunan o almuerzan no cenan, porque sus recursos no se lo permiten.

El concejal Jeiner Escorcia manifiesta, que la pobreza campea en el municipio y que irónicamente, aunque es un municipio de suelos propios para la agricultura y rodeado de agua, las actividades principales como la ganadería, la pesca y el agro no están dando rentabilidad.

RIQUEZA DE SUELOS

Las declaraciones de los habitantes y el concejal Jeiner Escorcia son contrastadas con información que permite conocer más a fondo cuáles son realmente las fortalezas de Remolino y en qué puede considerarse ‘rico’.

La siguiente descripción corresponde a la información suministrada por el Igac Regional Magdalena, en el documento “Estudio general de suelos de los municipios de Cerro de San Antonio, El Piñón, Salamina, Remolino, Sitio Nuevo y Puebloviejo del año de 1976”. Para la clasificación de estos suelos se tuvieron en cuenta aspectos de importancia, el desarrollo pedogenético, posición fisiográfica, relieve erosión y el drenaje natural de la siguiente manera:

* Planicie fluvial: comprende a la parte plana formada por los sedimentos depositados por el río Magdalena en su desplazamiento de Este a Oeste.

* Complejo de islas y orillas: está constituido por sedimentos muy recientes que el río Magdalena ha depositado en forma de bancos aluviones, permanentemente están recibiendo aportes de materiales y por tanto, no se encuentran suelos desarrollados o genéticamente con desarrollo incipiente. Estos suelos se caracterizan por ser moderadamente profundos a superficiales.

* Diques naturales: formaciones aluviales a lo largo del río Magdalena y en una red de caños y corrientes existentes en el Municipio de Remolino. Son relativamente angostos, característica esta que junto con su posición alta los hace fácilmente identificables. El relieve es plano a ligeramente plano con inclinaciones hacia el borde del talud donde se presentan suaves ondulaciones.

* Complejos de diques y bacines: esta unidad se encuentra formada por una sucesión de diques y bajos con texturas moderadamente finas, muy susceptibles al encharcamiento ocasionado por su relieve casi plano a plano cóncavo.

* Bacines: son áreas de relieve plano – cóncavo que forman bacines o bateas mal drenadas las cuales sufren inundaciones por desbordamiento del río Magdalena y de algunos caños y ciénagas aledañas. La unidad sufre fuertes encharcamientos y llega hasta inundarse, permanece saturada de agua por más de tres meses al año, pero en épocas de verano se seca totalmente formando grietas en gran parte de la unidad.

AGUA SI HAY

Esta región se caracteriza por tener un clima tropical cálido con temperaturas medias anuales entre 30°C y 33°C aproximadamente, en cuanto al comportamiento de las lluvias registra una precipitación anual de 800 a 1000 m3, con intensidad de invierno durante los meses de mayo a noviembre y de tiempo seco durante los meses de diciembre a mayo.

De acuerdo con su sistema hidrográfico, el municipio de Remolino presenta uno de los más complejos y variados de la región, bañado en su parte occidental por el río Magdalena con su aporte de agua dulce y complementado a un complejo de caños con cauces pocos definidos interconectados entre sí, así mismo sucede con la ciénaga de Buena Vista y el Caño Renegado, con el propósito de facilitar el drenaje de las aguas de estos caños, en el caño de aguas negras se construyeron unas compuertas con el objeto de regular el flujo de aguas hacia la ciénaga de Pajaral.

Otros caños que se encuentran dentro del área como el Condazo, el Rabón, caño la Bonga – Martinica, caño Renegado – caño El Salado, caño Remolino, ciénaga de Buena Vista y sector sur del complejo de Pajarales.

El municipio de Remolino tiene una vegetación de gran riqueza, teniendo como potencial de esta riqueza la producción agrícola de frutas, hortalizas y en cierta proporción explotación maderera, se caracteriza dentro del orden de los frutales la guayaba, el mango, la patilla, el melón y la papaya; en el orden de las hortalizas la cebolla, la berenjena y la calabaza, además de la yuca, el maíz y el arroz; por otro lado se destacan los trupillos, cedros, ceibas y los mangles, toda esta vegetación se encuentra amparada por la gran cantidad de cuerpos de agua que rodean las zonas.

En las zonas cercanas a las riberas y orillas de la ciénaga de agua dulce predomina la vegetación que depende para su supervivencia de constantes aportes de agua dulce; se observa que en los playones en épocas de veranos se someten a la salinización superficial de sus suelos inhibiendo la germinación y crecimiento de la vegetación.

LOS CAÑOS

El problema de los caños no es nuevo del lado del río está caño La Ceja, Clarín, El Burro, Renegado, Aguas Negras, Caño Salado, El Remolino, todos están cerrados y los residentes aseguran que el Gobierno municipal se ha hecho el loco, a pesar que fue uno de sus compromisos de campaña.

El problema constantemente denunciado es la falta de agua dulce proveniente del río Magdalena y la Sierra Nevada, acaparada por hacendados para negocios propios, como la cría de búfalos o el riego de extensos cultivos de palma y arroz que ha cortado el flujo del preciado líquido, afectando la vida de los peces y de paso a familias que sobreviven con ellos.

La preocupación reside en que, por el verano, bajen los niveles de agua dulce que los caños vierten y la sedimentación en algunas de sus partes, lo que disminuye la presencia de peces y por lo tanto la producción y el alimento de algunas familias.

Corpamag ha anunciado un plan de mantenimiento de caños para brindar soluciones a la problemática, sin embargo, para estas familias la solución se demora en llegar y la demora los perjudica.

La actividad económica del municipio de Remolino, corresponden al sector primario de la economía en donde sobresalen la agricultura, la pequeña ganadería y la pesca. Los sectores secundarios y terciarios no registrar alguna significación económica en el PIB local y departamental, toda vez que no se genera algún valor agregado en la producción y explotación del sector primario, minimizando la posibilidad de un mayor desarrollo económico.

Su actividad comercial se deriva en mayor proporción de la actividad agropecuaria que realiza sus intercambios comerciales en Mayor escala con el departamento del Atlántico.

El Municipio no cuenta con Plaza de Mercado, solo se presta este servicio con la instalación de puestos de venta en algunas tiendas del Casco Urbano las cuales suman 25 y en la Zona Rural hay 13, así mismo existe en el Sector Urbano 5 farmacias (3 correspondientes a las ARS y 2 particulares); y otros pequeños negocios, como 6 expendios de carnes y 3 lecheras, 4 Quesera y una quesera por corregimiento, una (1) panadería las cuales satisfacen la demanda local en la Cabecera Municipal y los Corregimientos.

Remolino ostenta un número considerable de hectáreas ocupadas por grandes terratenientes originando problemas de tenencia de la tierra en pocas manos. Se puede presentar algunos casos en que el terrateniente arrienda una cabuya de tierra al campesino para que cultive por espacio de uno o dos años, terminado el contrato campesino tiene que entregar la tierra sembrada de paja o de pasto.

En los periodos secos la situación se agudiza ya que los terratenientes muchas veces cercan los playones o baldíos e impiden a los campesinos hacer uso de estos para sus cultivos lo que generan conflicto de tipo social.

SECTOR AGROPECUARIO

Este sector tiene una deficiente gestión institucional, lo cual se expresa en una precaria capacidad de asignación de recursos para diseñar, implementar y/o poner en marcha proyectos sectoriales.

No existe un liderazgo funcional de la dependencia encargada del mismo, Umata.

Institucionalmente, desde la Administración Central del Municipio, no se ha incentivado ni estimulado la gestión del sector.

Hay ausencia de una estrategia de promoción y desarrollo agropecuario en todos los niveles y eslabones de la cadena productiva.

Desconocimiento de las políticas, programas, líneas y forma de acceso al financiamiento y prioridades que el Gobierno Nacional ha definido para el sector.

La falta de tierra para los campesinos es palpable, estos no poseen tierra para desarrollar sus actividades agropecuarias, además de la falta de capacitación para las diferentes actividades agrícolas, ya que en la actualidad se trabaja sin ningún tipo de estudios técnicos. En época de invierno las vías se vuelven intransitables para el transporte de los productos.

SECTOR GANADERO

A nivel municipal es la actividad económica de mayor importancia, la cual se realiza de manera extensiva, porque ocupa el 53 % de las piezas disponibles. La actividad está desarrollada en unas 6.175 hectáreas del total del territorio apto para esta práctica.

A pesar de que sus tierras son aptas en un 100 % esto no genera un aporte importante para la economía del Municipio. Predomina la ganadería de doble Propósito, es decir ganadería para levante y producción de leche.

ACTIVIDAD AGRÍCOLA

La mayoría de los pobladores del Municipio, tanto en el sector Urbano como en el Rural depende de la actividad agrícola como es el cultivo del maíz, yuca, mango, guayaba, berenjena, patilla, melón, ají, tomate, habichuelas; muy a pesar de lo anterior se presentan algunas limitantes como la deficiente gestión Institucional del Sector en el Municipio, lo cual se expresa en una precaria capacidad de asignación de recursos para diseñar, implementar y poner en marcha proyectos sectoriales, lo que conlleva a una baja producción de estos productos.

Se suman la falta de tierras para los campesinos, que no poseen para sus actividades agropecuarias; carencia de capacitación para las diferentes actividades agrícolas, ya que dicha actividad se ha desarrollo sin apoyo técnico y la falta de vías y medios de transporte que faciliten el traslado de los productos.

ACTIVIDAD PESQUERA

Es común que el agricultor convine estas dos actividades, es decir, mantenga el cuidado de sus cultivos y a la vez sea pescador. La actividad pesquera es desarrollada en el río Magdalena, en los caños Renegado, Remolino y el Salado principalmente y en los playones, donde el más importante es el Playón de Julio, también en los Playones Honduras, las Playas, Guaimaral, Martillal, Naranjito y la Ciénaga de Buena Vista, donde se une el caño Renegado con el Condazo, las poblaciones consideradas como pesqueras son: Las Casitas, San Rafael, Santa Rita y Corral Viejo. Las poblaciones de Martinete y el Dividivi, pescan en los Playones del Diluvio y Maximiliano.

Las especies capturadas en mayor proporción son: bocachico, arenca, sardinas, tilapias, cuatro ojos, sábalo y lisa. Esta actividad se realiza utilizando atarraya y trasmallos; sin embargo, la pesca ha disminuido debido al taponamiento de los caños, la sedimentación y contaminación del Río y la acción de los Ganaderos, quienes taponan los caños para aprovechar el agua.

La mayor Producción de este sector económico se produce entre los meses noviembre y mayo, período en el cual abundan los peces y es denominada con el nombre de época de alta pesca.

De acuerdo con la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria, Umata, aproximadamente el 40 % de la población realiza actividades de pesca capturando un promedio de 555 toneladas en la época antes mencionada, de esta parte se destina una parte al consumo y el resto se comercializa en los mercados del departamento del Atlántico y el municipio de Pivijay.

 

Leer más
Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Metrópolis

Fundación Banasan, semifinalista del Premio Andesco de Sostenibilidad

Published

on

La Fundación Banasan es una de las organizaciones semifinalistas del Premio Andesco de Sostenibilidad 2018 que premia la responsabilidad social de las instituciones colombianas en cuanto a su contribución al desarrollo social, económico y ambiental.

A través de su directora, Yamile Rodríguez Akle, la Fundación expresa: “Estamos muy felices por este reconocimiento, estar dentro de los semifinalistas es ya un premio y reconocimiento muy grande. Somos un equipo y solo a través del esfuerzo de todos podemos seguir: ‘Sembrando la Mejor Semilla’, esa semilla que no es otra que la de servirle a nuestras comunidades.”
El Premio Andesco de Sostenibilidad evalúa cinco aspectos: entorno de trabajo, entorno de mercado, entorno social, entorno ambiental y entorno de gobierno corporativo, los cuales son analizados por parte de distinguidos jurados empresariales, académicos y de organizaciones sociales y ambientales.

Son 16 estatuillas del Premio Andesco a la Responsabilidad Social Empresarial las cuales serán entregadas el 6 de julio del presente año.

Fundación Banasan

La Fundación Banasan es una organización sin ánimo de lucro creada en el año 2011 con el objetivo de diseñar, gestionar y ejecutar proyectos para el desarrollo social de las comunidades del Magdalena donde tiene influencia la comercializadora C.I. Banasan S.A.S.

Posee tres líneas de intervención: Salud, Educación y Atención a la Comunidad que permiten atender las principales necesidades de las poblaciones beneficiarias. La Fundación Banasan cuenta con un programa bandera: A mil contra la desnutrición, con el cual contribuye a mejorar el estado nutricional de los menores que padecen esa condición.

Leer más

Metrópolis

Diomedes vive gracias al ‘Diomedazo’

Published

on

Álvaro Mejía Sánchez

“El 26 del mes de mayo, nació un niñito en el año 57 y allá en la junta, fue bautizado, y hoy se conoce con el nombre de Diomedes…”.

Ese, es el canto que se entona con mayor intensidad a lo largo y ancho de la geografía nacional, expresado como un grito herido, lleno de sentimiento y de pasión, para celebrar el nacimiento del mejor cantante que la música vallenata ha dado. Nada más y nada menos, que Diomedes Díaz, el gran ‘Cacique de La Junta.

Álvaro Lacera, es un nombre que tal vez no es reconocido para la mayoría de las personas que habitan en Santa Marta, tal vez porque solo su familia lo llama así. Álvaro, es mejor conocido como el ‘Diomedazo’, un émulo serio del Cacique, como el mismo se define.

La afición de Álvaro por la música de Diomedes nació casi a la par con el nacimiento de la carrera del cantante, y más que como imitador, aunque es uno de los dones que posee, se define como un cantante profesional que se dedica a preservar la imagen y el recuerdo del reconocido artista.

Este personaje, no considera que hace una imitación vulgar o irrespetuosa de Diomedes, todo lo contrario, cuando habla de su personaje, lo hace con el respeto con el que cualquier profesional habla de su trabajo.

Diomedes es un personaje que ha llamado la atención no solo por la calidad que tenía su voz y lo rítmico de sus canciones. También tenía una forma de vestir y de hablar que sin lugar a dudas lo convertían en un cantante muy peculiar. Esas peculiares características llevaron a muchas personas a imitarlo, no a manera de burla, al contrario, para ellos es la mejor manera de recordar y homenajear el recuerdo del tan querido cantante.

Lacera tiene varias anécdotas con el gran ‘Cacique de La Junta’ cuando aún vivía. En una ocasión en la que coincidieron en un lugar en el que Diomedes se presentaba, lo invitó a subir a la tarima reconociéndolo como uno de sus mejor imitadores. “Me dijo venga ‘Diomedazo’, cante usted para oírme yo”, recuerda con una sonrisa en sus labios.

 

Hay otras anécdotas. En una ocasión Diomedes en la que visitó la ciudad de Santa Marta, lo invitaron para que fuera a donde se encontraba el Cacique, pero las personas al verlo lo confundieron con su imitado. “El representante enseguida dijo: saque al ‘Diomedazo’ que se me enreda esto, la gente pensaba que yo era Diomedes”, dice Lacera.

Pese a la muerte del Cacique hace ya cerca de cuatro años y medio, la figura y la memoria del cantante siguen intactos en el corazón y en la mente de quienes se convirtieron en sus devotos seguidores. Para ellos, Diomedes no es un personaje lejano y distante. Es un amigo, un compadre con el que se compartieron muchas, parrandas. Es alguien que cercano, que siempre vivirá a través de figuras como la de Álvaro Lacera, el ‘Diomedazo’.

 

 

 

Leer más

Nación

Conozca cómo evolucionó el sistema electoral en Colombia

Published

on

Hasta tres días permanecía con el dedo índice derecho pintado de color rojo, un colombiano que ejercía su derecho al voto.

El tarjetón llegaba listo desde las casas, cada ciudadano marcaba la papeleta con su decisión, e incluso, era muy común ver intercambio o entrega de papeletas a unos metros de donde se encontraban ubicadas las urnas para depositar el voto.

Un aguacero podía poner en riesgo la jornada de votaciones, toda vez que los puestos de votación se encontraban en espacios públicos, a la intemperie; algo que disipa mucho de la actualidad.
Hoy es día lo más normal es que las urnas estén ubicadas en instituciones educativas, y a pesar de la lluvia, los colombianos pueden salir a votar. Solo basta un paraguas, botas, o impermeable; dependiendo de la ubicación, teniendo en cuenta que en el país hay algunos lugares, en los que aun los cambios climáticos pueden llegar a afectar una jornada de votaciones.
Así operaba el sistema colombiano hasta los comicios presidenciales del año 1990, cuando compitieron 13 candidatos. En este tiempo no existía ni la figura vicepresidencial, ni la segunda vuelta.
El voto no era libre, ni secreto, el sistema de cierta forma dejaba abierta la puerta al fraude, dado que la papeleta se manipulaba desde la calle. La tinta era solo la señal para los dirigentes de los partidos de que el ciudadano ya había sufragado, lo que se prestaba, incluso, para controles indebidos.

CONSTITUCIÓN DE 1991

Con la promulgación de la Constitución de 1991 se dio un giro de 360°, con la esperanza de lograr la trasparencia, hubo avances, pero de la mano de estos, también aparecieron otros problemas.
Con la apertura de la Carta Magna, se superó el bipartidismo que abrazaba al país y, en 1994 hubo un record de 18 fórmulas presidenciales, nuevos partidos y movimientos políticos.
En ese mismo año, se estrenó la segunda vuelta en Colombia, en las elecciones a presidente, en la que los candidatos fueron Ernesto Samper y Andrés Pastrana.

Pasados cuatro años, el número de candidatos se redujo a 13; luego en 2002 a 11 y en el 2006 se estrenó la reelección, lo cual era considerada como desventajosa para los demás competidores, y pese a que estaba aprobada la Ley de Garantías, solo de presentaron 7 llaves presidenciales.

En 2010, sin el efecto de la reelección, hubo 9 aspirantes en total. En la tarjeta estuvieron caras conocidas que hoy se disputan su llegada a la Casa de Nariño como Germán Vargas y Gustavo Petro, entonces fueron fórmulas vicepresidenciales Clara López y Sergio Fajardo.

En el 2014, en el último ensayo reeleccionista, se presentó otro récord, pero del menor número de candidatos: solo 5.

AVANCES LEGISLATIVOS

En 2003, con el Acto Legislativo 01, se establecieron las listas únicas de candidatos por partidos para cargos plurinominales (concejos y asambleas), lo que conllevó una mejor organización en la forma como las colectividades presentaban sus candidatos.

De igual manera, se estableció la opción del voto preferente, dejando las listas desbloqueadas, lo que intentó democratizar la vida política en los partidos y acabar con “la dictadura del bolígrafo”, pretendiendo llevar más poder decisorio al ciudadano.

No obstante, la Misión Especial Electoral (MEE), creada con la firma del Acuerdo, recomendó volver a las listas cerradas, para evitar la compra de votos. Sin embargo, con el hundimiento de la reforma política en noviembre del año pasado, ese proyecto se postergó.

El sistema electoral colombiano mutó de manera drástica con la Constitución de 1991. Se garantizó el voto secreto y la pluralidad política, pero nacieron nuevos problemas de corrupción.

Leer más

Tendencias