Supermán López el colombiano que ahora brilla en el ciclismo mundial

0

Entre banderas tricolores que colmaban la cumbre de La Hoya de la Mora, en la Sierra Nevada, el colombiano Miguel Angel López se metió entre los grandes del ciclismo mundial al ganar con suficiencia su segunda etapa de la Vuelta a España en la que el británico Chris Froome casi dejó asegurado el título de la carrera.

El joven corredor boyacense de 23 años demostró en los 26 kilómetros finales de la jornada de este sábado que –a pesar de que no lleva la camiseta blanca de lunares azules- es el mejor escalador que tiene la competencia. Arriesgando al máximo salió tras Alberto Contador a 26 kilómetros de la cumbre y con un paso sostenido mantuvo lejos al grupo de los favoritos que escalaba con un ritmo sostenido impuesto por el equipo del líder. Aunque el corredor español le colaboró ocasionalmente la mayor parte del peso del trabajo lo puso el colombiano.

López se encargó de poner el paso para mantener una cómoda distancia con los primeros de la clasificación general y poco a poco fue rebasando a los corredores que estaban por delante entre los que se encontraban el francés Romain Bardet, cuarto del pasado Tour de Francia y el británico Simon Yates y a cinco kilómetros de la meta forzó el paso para irse en solitario y asegurar la victoria que le permitió aumentar su ventaja como el mejor de los jóvenes, para colocarse como el líder de su equipo por delante del italiano Fabio Aru y como el sexto de la clasificación general, muy cerca del tercer escalón del podio.

Para los corredores colombianos fue una etapa muy positiva ya que Esteban Chaves consiguió el cuarto lugar y además afianzó al Astana en el primer lugar de la clasificación de los equipos, López escaló desde el décimo lugar hasta el sexto y es líder firme de los jóvenes y segundo en la combinada y en la montaña mientras que el nariñense Darwin Atapuma, quien entró en el puesto 14, se metió de nuevo entre los 20 primeros de la clasificación general.

Con lo ocurrido en esta etapa podría decirse que el cuádruple campeón del Tour de Francia, Chris Froome, aseguró su victoria en la Vuelta. Con la colaboración de su equipo, que sin duda alguna es el mejor de la competencia, no tuvo problema alguno para controlar a quienes están cerca. El único que intentó atacarlo fue el italiano Vincenzo Nibali quien rápidamente fue controlado. El británico tiene ahora la oportunidad de ampliar su  diferencia en la etapa a cronómetro del próximo martes y no debe tener ningún problema para defender la camiseta roja en las tres etapas de media montaña, dos de ellas con llegadas en ascenso cortos pero difíciles. Le quedará la penúltima etapa, con el temido ascenso al Angliru, en la que normalmente podrá defenderse bien ya que su forma de pedalear, sumamente rotado, se acomoda mejor en los descomunales desniveles de la cumbre asturiana.

Para Esteban Chaves y Miguel Angel López el objetivo será meterse en el podio y los dos tienen buenas posibilidades de conseguirlo. Tendrán que emplearse a fondo en laetapa a cronómetro de 40,6 kilómetros del circuito de Navarra para mantenerse cerca de Nibali, Zakarin y Kelderman quienes los aventajan y buscar la oportunidad de sacarles tiempo en los ascensos que restan. “Supermán” así mismo puede buscar el título de montaña ya que en este momento únicamente lo separan ocho puntos del polaco Davide Villella.

(Tomado de El Espectador)

Dejar respuesta

*