Brotes de Lepra

0

17 casos diagnosticados por la Secretaría de Salud en el Magdalena.

Paola Murillo García

La lepra es conocida desde los tiempos bíblicos. Era considerada por muchos, hasta hace poco, como una enfermedad casi nula o de difícil transmisibilidad si es tratada de manera adecuada. Sin embargo, estudios recientes y nuevos casos de infectados, han dejado claro que no es así, debido a que desde hace algunos años han aparecido brotes de esta infección en algunos países de Suramérica como en Colombia y el continente de África.

Pese a lo anterior y de acuerdo con el secretario de Salud departamental, Manuel Navarro, no son casos para encender las alarmas, sino para llamar la atención de las autoridades magdalenenses frente a los 17que durante el 2017 e inicios de 2018, fueron detectados en varios municipios. Lo que obliga al replanteamiento de los programas para la atención de esta enfermedad, que se creía de difícil reaparición.

De los 17 casos diagnosticadas por la Secretaría de Salud Departamental, 10 corresponden a hombres, es decir, el 61 % y 7 a mujeres que equivale al 39 % de todos los casos reportados. Los pacientes que presentan brotes de la enfermedad fueron localizados en los municipios de Fundación, Sabanas de San Ángel, Plato y Salamina.

Según el Secretario de Salud departamental, “los anteriores no son casos que simplemente aparecieron, sino que ya son parte de la rutina y están dispuestos los tratamientos adecuados, lo que ha llevado  a la búsqueda activa de estas personas”.

De igual forma, agrega, que “nosotros todo el tiempo, durante la programación de salud pública, hacemos el reporte de los casos de lepra en la región, si se han incrementado o no. No hay en estos momentos un tratamiento novedoso fuera de los que siempre se han utilizado y han tenido un buen resultado para contrarrestar el proceso infeccioso.

Esta enfermedad de la mano de los medicamentos puede controlarse al ciento por ciento, incluyendo el manejo de las complicaciones como las deformidades, lo que debilita la propagación”.

EN EL MUNDO

Por su parte, la relatora especial de las Naciones Unidas sobre la lepra, Alice Cruz, emitió a finales del mes de enero un comunicado en el que denunció que la lepra sigue siendo una ‘enfermedad olvidada’ a pesar de que, según las estadísticas, aparecen más de 200.000 casos cada año.

En un comunicado, la experta destacó, que en 2016 aparecieron 214.783 nuevos casos de lepra, de los que 12.437 sufrieron serias discapacidades. “Este nivel de discapacidad es alarmante y completamente innecesario.

Nadie con esta patología debería llegar a la discapacidad”, sostuvo la relatora, que explicó que la enfermedad se puede curar a través de terapia con varios medicamentos “si se detecta y se trata lo suficientemente temprano” porque, por lo contrario, “puede causar reacciones inmunológicas severas” como discapacidad o dolor crónico. El hecho de que esto todavía suceda en 2018 muestra que hay deficiencias en el diagnóstico y la falta de acceso a un tratamiento de alta calidad”.

Por otro lado, Andrej Benjak, investigador de la escuela Politécnica, explicó en La W las causas de la lepra y por qué se ha vuelto más resistente.

“Durante el tratamiento, las bacterias se han hecho resistentes a los antibióticos; la resistencia es inevitable, pero se puede garantizar desarrollando métodos para evitar la propagación de la enfermedad si se hace un consumo correcto de medicamentos”.

Si bien no es una condición común en Colombia, desde el Ministerio de Salud advirtieron que la lepra todavía es una realidad y podría afectar a cualquier persona, por lo que es necesario prestar atención a posibles síntomas y consultar al médico ante cualquier duda.

“Hay una connotación que da como extinta a la lepra, pero es una realidad (…) En Colombia hay un programa que destina recursos para adelantar acciones que permitan identificar los casos”, manifestó José Valderrama, subdirector de transmisibles del Ministerio de Salud, quien agregó, que a veces los médicos no han visto la lepra y terminan tratando al paciente como si tuviera una dermatosis, por lo que no sobra recurrir a controles rigurosos.

“Terminamos 2017 con 394 casos (de lepra en Colombia). A nivel global estamos en una posición considerada como ‘camino a la eliminación'”, puntualizó el Subdirector de Transmisibles del Ministerio de Salud.

EN SANTA MARTA

Con un total de 461 personas, la Secretaría de Salud Distrital y su programa de TB/ Lepra, con el apoyo de la Asociación de expacientes de esta enfermedad, liderada por Enilda Fernández, realizó la actividad en distintos puntos del Distrito, que sensibilizó a la población en general para despertar conciencia y reducir el estigma que padecen quienes contraen esta patología.

La exsecretaria de Salud Distrital, Blanca Fernández Guerrero, y su equipo de salud pública, programa de tuberculosis y lepra, coordinaron el acompañamiento de distintas instituciones de apoyo y de atención a esta población. “La programación se desarrolló, dejando como resultados ningún caso nuevo en el Distrito. De cinco casos detectados en el 2016 pasamos a solo tres casos en el 2017, con una reducción del 40 %”.

Desde 1995, la OMS proporciona gratuitamente a todos los enfermos leprosos del mundo el tratamiento multimedicamentoso, que es una opción curativa simple, aunque muy eficaz para todos los tipos de lepra.

La eliminación mundial de la lepra como problema de salud pública, es decir, una tasa de prevalencia mundial de menos de 1 caso por 10.000 habitantes, se alcanzó en el año 2000. A lo largo de los últimos 20 años, 75.

Según reporte del Instituto Nacional de Salud, hasta el 16 de julio se ha presentado un total de 182 casos y en la última semana se reportaron cinco nuevos casos. Del total, 142 fueron confirmados por laboratorio y 40 por clínica.

De esta manera, el departamento de Cesar registró la mayor tasa de detección de casos nuevos para el país con 2.0 casos por 100.000 habitantes, seguido por Vichada con 1.4 casos por 100.000 habitantes. El 73.0 % de las entidades territoriales notificaron casos de lepra, información necesaria para realizar las acciones de vigilancia alrededor del caso y de sus convivientes.

ABECÉ DE LA LEPRA

¿Qué es?

Es una infección crónica originada por la bacteria Mycobacterium leprae, que afecta principalmente a los nervios periféricos, a la piel, a los ojos y a las mucosas de las vías respiratorias altas.  La afección se caracteriza por la aparición de lesiones en la piel y provoca daños neurológicos que se traducen en falta de sensibilidad en la piel donde se dejan de percibir sensaciones de calor, frío y dolor y debilidad muscular.

¿Cómo se contagia?

La lepra se contagia de persona a persona por un contacto directo y prolongado, calculado aproximadamente de 3 a 5 años, entre un enfermo con posibilidad de transmitir la enfermedad (ya que no todos los que padecen lepra eliminan bacilos fuera de su organismo) y una persona sana susceptible.

No es una enfermedad hereditaria, y son sobre todo los factores ambientales como la falta de higiene personal o de la vivienda, una nutrición deficiente, y la dificultad para acceder al tratamiento en cuanto se presentan los primeros síntomas, los factores de riesgo asociados a la aparición y diseminación de la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas característicos son las lesiones cutáneas, más graves en el caso de la forma lepromatosa, que provoca protuberancias deformantes, de diversos tamaños y formas. La bacteria afecta, además, a los nervios periféricos y produce daño neurológico en brazos y piernas, ocasionando la pérdida de la sensibilidad en la piel y debilidad muscular. Al perder la capacidad de percibir sensaciones como el dolor, el frío o el calor, los enfermos pueden herirse o quemarse sin darse cuenta.

¿Cómo se detecta o diagnostica?

El diagnóstico de la lepra se basa en la observación de las erupciones cutáneas características de esta enfermedad: manchas blanquecinas de bordes difusos o bien definidos (según los casos) y carentes de sensibilidad al tacto, al dolor, al frío y al calor, por ello es importante hacer una minuciosa exploración de la sensibilidad cuando el paciente consulta por este tipo de manchas. Tomar una muestra de la piel afectada (biopsia) para analizarla con el microscopio permite confirmar el diagnóstico y establecer el tipo de lepra.

Otro signo que puede indicar la existencia de la enfermedad es presentar áreas corporales entumecidas o faltas de sensibilidad, o problemas motores (movimiento) en manos o pies.

Ante cualquier sospecha de lepra es necesario realizar al paciente un examen físico completo que abarque la piel, el sistema nervioso periférico, los ojos, la nariz y la cavidad oral, además de los pies y los testículos.

¿Es curable?

Sí. Hecho el diagnóstico y realizado un tratamiento regular y completo la lepra se cura. La medicación que logra este fin es entregada en forma gratuita. Con frecuencia se emplea una combinación de medicamentos para combatir la infección. La duración del tratamiento varía entre 6 a 12 meses de acuerdo al tipo de lepra.

¿Cómo prevenir?

La mejor prevención para evitar la diseminación de la lepra es su detección precoz para instaurar cuanto antes el tratamiento adecuado. Además, las personas que convivan o hayan tenido un contacto estrecho con el enfermo deben ser examinados por un médico para descartar posibles contagios.

​¿Cuáles son los signos de la lepra?

Un enfermo de lepra es alguien que tiene una o más manchas cutáneas con una pérdida definida de la sensibilidad; y que no ha completado un tratamiento completo con Poli Quimio Terapia (PQT).

– Como son las manchas de la

enfermedad de lepra:

– Pueden ser blanquecinas, rojizas o

cobrizas.

– Pueden ser aplanadas o elevadas.

– No pican.

– Usualmente no duelen.

– Pierden la sensación de calor,

tacto o dolor.

– Pueden aparecer en cualquier

parte de la piel.

Otros signos de la lepra incluyen: nódulos enrojecidos o del color de la piel, o un espesamiento suave, brillante y difuso de la piel sin pérdida de la sensibilidad.

¿Cuáles son las estrategias implementadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para controlar la lepra?

La Organización Mundial de la Salud ha elaborado la Estrategia Mundial contra la Lepra 2016 – 2020, que está estructurada en los siguientes pilares:

– Reforzar la implicación de

los gobiernos, la coordinación

y las alianzas.

– Detener la lepra y sus

complicaciones.

– Acabar con la discriminación

y fomentar la inclusión.

– Metas para alcanzar en lepra

a 2020 definidas para Colombia

Colombia priorizó la lepra dentro del Plan Decenal de Salud Pública y estableció la siguiente meta para este evento: Disminuir la discapacidad severa por enfermedad de Hansen entre los casos nuevos hasta llegar a una tasa de 0.58 casos por 1.000.000 habitantes con discapacidad grado 2 en el año 2022.

Así mismo, reducir a menos del 7 % los casos con discapacidad severa entre los nuevos detectados para el mismo año.

Dejar respuesta

*