Connect with us

Edición impresa

Ocde y Otan: implicaciones del ‘ingreso’

Published

on

Marcela Escandón Vega

Son el club de países con las ‘mejores prácticas’ y el cuartel de la Guerra Fría. ¿Para qué quiere Colombia pertenecer a estas dos organizaciones? ¿Qué beneficios le traería? ¿A qué costos? Balance y escenarios prospectivos de política interna y relaciones internacionales.

LA OCDE ¿OBSESIÓN PERSONAL O POLÍTICA DE ESTADO?

Juan Manuel Santos quería que Colombia ingresara a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) a toda costa. Durante años hizo cambios institucionales y generó políticas para cumplir los estándares exigidos. Al final de su mandato, consiguió convertirse en el país 37 en mayo de 2018, pocos días antes de que su sucesor sea elegido.

Creada en 1961, la Ocde agrupa a 37 países miembros y “su misión es promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo.” De acuerdo con su página oficial, la Ocde ofrece un foro en el cual los gobiernos puedan trabajar conjuntamente para compartir experiencias y buscar soluciones a los problemas comunes.

“Trabajamos para entender qué es lo que conduce al cambio económico, social y ambiental. Medimos la productividad y los flujos globales del comercio e inversión. Analizamos y comparamos datos para realizar pronósticos de tendencias. Fijamos estándares internacionales dentro de un amplio rango de temas de políticas públicas”.

Adicionalmente,

la lista de temas Ocde es:

  • Administración pública y desarrollo territorial.
  • Agricultura.
  • Asuntos financieros y empresariales.
  • Asuntos fiscales.
  • Ciencia, tecnología e industria.
  • Comercio.
  • Cooperación con países no miembros.
  • Desarrollo.
  • Economía.
  • Educación.
  • Empleo y cohesión social.
  • Energía.
  • Estadísticas.
  • Iniciativa empresarial.
  • Medio ambiente.
  • Fuente: Ocde.

En definitiva, la Ocde se ha constituido en un referente de buenas prácticas públicas y Colombia lleva varios años adoptando sus recomendaciones en varios frentes. Por ejemplo, en términos de la gestión de las finanzas del Estado, Colombia ha unificado procesos, creado herramientas tecnológicas, armonizado procedimientos interinstitucionales, expedido normatividad y, en general, modernizado las fases de planeación, ejecución y seguimiento del presupuesto del país.

Otros ejemplos en materia económica son: la Convención sobre Asistencia Mutua en temas tributarios para intercambiar información con diferentes países y luchar contra la evasión de impuestos, las normas en contra de la informalidad y la contratación ilegal, la Ley de Derechos de Autor y la Ley Antisoborno. Sobre esta última, vale la pena mencionar, que

La Ley 1778 del 2 de febrero de 2016, conocida como Ley del Soborno Transnacional, hace parte de los acuerdos a los que se acogió Colombia con la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) para combatir este tipo de delitos. La premisa parte de sancionar a las empresas nacionales que incurren en el delito de sobornar a funcionarios públicos de otros países. Es por esto que la Superintendencia de Sociedades, entidad a cargo de aplicar las sanciones correspondientes, no pudo castigar a Odebrecht. Desde el 31 de marzo empezará la aplicación inicial de esta ley.

Además de esto, resaltan peticiones como la realización del censo agropecuario, la creación de un impuesto al carbono (reglamentación que permite cobrar por quemar combustibles fósiles) y el cobro por la utilización de bolsas plásticas.

Hasta aquí, solo encontramos aspectos positivos, sin embargo, no se requiere ser miembro de la Ocde para seguir las recomendaciones, imitar las buenas prácticas, adaptar las políticas o acoger los lineamientos. ¿Para qué entonces pedir la entrada oficial? ¿Cuáles son los costos y los beneficios puntuales de ser el miembro No. 37?

Hay que decir que los costos son altos y diversos. Por un lado, se deben asumir todas las modificaciones institucionales y la implementación de políticas en diversos sectores. Esto significa, no solo destinar parte del presupuesto nacional a financiar estas políticas, sino asumir los costos políticos de sacar adelante las reformas: movilizar voluntades políticas, trabajar con diferentes actores de interés, posicionar los temas ante la ciudadanía, entre otros.

Pero, adicionalmente, como todo club, el de la Ocde pide una cuota anual a sus miembros, calculada a partir de las características del país, en especial el tamaño de su economía.

Por ejemplo, los países latinoamericanos deben aportar: Chile un 1.4 % y México el 2.8 % de cada una de las dos partes en las que se divide el presupuesto de la Ocde. En 2017, el presupuesto total de la organización fue de 374 millones de euros, unos $1.3 billones con la tasa de cambio del pasado miércoles, divididos en 200.1 millones de euros en la parte del presupuesto y en la parte dos, los restantes 97.7 millones. Así, Chile tuvo que pagar en ese año 2.8 millones de euros y para la parte dos, entregó 1.3 millones de euros. Por su parte, México entregó 5.6 millones de euros y 2.7 millones de euros respectivamente.

FINALMENTE, ALGUNOS DE LOS BENEFICIOS CONCRETOS DE SER MIEMBRO SON:

Las ventajas de pertenecer a la Ocde se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Evaluación constante con estadísticas confiables y comparables.
  • Acceso a financiamiento con tasas de interés preferenciales.
  • Información privilegiada, estudios, consejos personalizados y especializados.
  • Prestigio y credibilidad a nivel internacional.

En síntesis, son altos los costos, pero las ventajas también son muy relevantes. Es difícil establecer un análisis prospectivo sobre las implicaciones y alcances de las responsabilidades adquiridas. Ya no es una aspiración del gobierno de turno, sino un compromiso de Estado, es decir, de largo plazo. En definitiva, es una apuesta prometedora y retadora a la vez, que le tocará asumir al próximo gobierno como un legado de Juan Manuel Santos.

¿Y la Otan? ¿Cómo entender esta decisión y sus implicaciones?

La Organización del Tratado del Atlántico Norte, Otan, es una alianza político militar cuya finalidad es “garantizar la libertad y la seguridad de sus países miembros por medios políticos y militares”. Nace en el contexto histórico de la Guerra Fría, momento de gran tensión internacional por cuenta del enfrentamiento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y los Estados Unidos, cada uno en cabeza de un grupo de países y la aplicación y defensa de un modelo económico por parte de ellos.

  • Medios políticos: la Otan promueve valores democráticos y permite que los miembros se consulten y cooperen cuestiones relacionadas con la defensa y la seguridad para solventar problemas, fomentar la confianza y, a largo plazo, evitar conflictos.
  • Medios militares: la Otan tiene un compromiso de resolución pacífica de controversias. Cuando los esfuerzos diplomáticos no dan fruto, la fuerza militar emprende operaciones de gestión de crisis. Estas operaciones se llevan a cabo bajo la cláusula de defensa colectiva del tratado fundacional de la Otan (Artículo 5 del Tratado de Washington) o por mandato de las Naciones Unidas, por sí sola o en cooperación con otros países y organismos internacionales.

SUS PRINCIPALES ACTIVIDADES Y FUNCIONES  CONSISTEN EN:

  • Instancia de consulta: todos los días, los países miembros consultan y toman decisiones sobre asuntos de seguridad en todos los niveles y en distintos campos. Una ‘decisión de la Otan’ es la expresión de la voluntad colectiva de los 29 países miembros, ya que todas las decisiones que se toman son consensuadas. Cientos de funcionarios, así como expertos civiles y militares, acuden todos los días a la sede de la Otan para intercambiar información, compartir ideas y, cuando es necesario, ayudar a preparar decisiones, en cooperación con las delegaciones nacionales y el personal de la sede de la Organización.
  • Operaciones y misiones: en Afganistán, Kosovo, Protección del Mediterráneo y Apoyo a la Unión Africana, la Otan desempeña un papel activo en un amplio espectro de operaciones y misiones de gestión de crisis, incluidas operaciones civiles de emergencia. Las operaciones de gestión de crisis de la Organización se desarrollan conforme al Artículo 5 del Tratado de Washington o por mandato de las Naciones Unidas.

Frente a la adhesión de Colombia, una primera aclaración que debe realizarse es que el país no entra como miembro pleno, sino como socio global junto con Afganistán, Australia, Irak, Japón, Corea del Sur, Mongolia, Nueva Zelanda y Pakistán. Lo anterior, debido a que no cumplimos con el criterio geográfico con el cual se creó la Organización. Somos, entonces, el primer país latinoamericano en hacer parte de esta lista de socios globales.

Sin embargo, una primera alerta que se ha escuchado desde muy diversos sectores es, dado el origen y énfasis militar de la Organización, si Colombia eventualmente se comprometería a enviar tropas y participar de conflictos internacionales en los que la Otan intervenga.

Al respecto, la información oficial de la Otan es que el objetivo de trabajar con sus socios globales es “desarrollar cooperación en áreas de interés mutuo, incluidos los desafíos de seguridad emergentes, y algunos contribuyen activamente a las operaciones de la Otan, ya sea de forma militar o de alguna otra manera”.

En concordancia con lo anterior, los socios son parte de muchas de las actividades centrales de la Otan, desde la configuración de políticas hasta el desarrollo de la capacidad de defensa, el desarrollo de la interoperabilidad y la gestión de crisis. Los programas de la Otan también ayudan a las naciones socias a desarrollar sus propias instituciones y fuerzas de defensa y seguridad.

En consecuencia, aunque el presidente Santos afirmó, que Colombia no brindaría apoyo militar ni tropas ante conflictos externos con intervención de la Otan, lo cierto es que la definición misma del alcance de la sociedad podría incluir, aunque no necesariamente, el despliegue de efectivos militares.

Ahora bien, esta pretensión no es nueva. Juan Manuel Santos ya había solicitado ser parte de la Otan y lo propio había hecho Álvaro Uribe durante su gobierno. Así, en 2013, “Santos firmó con Otan en Bruselas, un acuerdo de intercambio de información y seguridad para, según se dijo, fortalecer la construcción de integridad y transparencia en temas de seguridad, y acercar la cooperación de las Fuerzas Armadas con esa organización a cambio de su experiencia en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Y aunque el acuerdo fue avalado por el Congreso, el entonces procurador Ordóñez se atravesó ante la Corte Constitucional argumentando, entre otras, ‘la vaguedad que podría tener consecuencias prácticas de gran importancia’.  La Sala Plena de la Corte declaró inexequible la ley que hace referencia al acuerdo en el 2015, pero por vicios de procedimiento al ser aprobada en segunda vuelta a ‘pupitrazo’ y sin votación nominal” .

¿Qué consecuencias posibles positivas y negativas puede traer la cooperación con la Otan para Colombia? El escenario es aún más incierto que con la Ocde. Como positivo debe rescatarse el posicionamiento estratégico del país y sus Fuerzas Militares, con amplia experiencia en guerras irregulares lo cual le permite destacarse y tener un conocimiento y experticia muy específico para compartir.

Sin embargo, la cara negativa de esta moneda puede venir por cuenta de los temores e inconformidad que la alianza puede generar en países vecinos como Venezuela. Si Colombia no está buscando un verdadero despliegue militar en otro continente, mucho menos en América del Sur, ¿para qué entrar? ¿Para qué asumir los costos? ¿Vale la pena solo como factor de prestigio internacional  y disuasión regional?

 

PAISES QUE CONFORMAN LA OCDE:

  • CANADÁ
  • ESTADOS UNIDOS
  • REINO UNIDO
  • DINAMARCA
  • ISLANDIA
  • NORUEGA
  • TURQUÍA
  • ESPAÑA
  • PORTUGAL
  • FRANCIA
  • IRLANDA
  • BÉLGICA
  • ALEMANIA
  • GRECIA
  • SUECIA
  • SUIZA
  • AUSTRIA
  • PAÍSES BAJOS
  • LUXEMBURGO
  • ITALIA
  • JAPÓN
  • FINLANDIA
  • AUSTRALIA
  • NUEVA ZELANDA
  • MÉXICO
  • REPÚBLICA CHECA
  • HUNGRÍA
  • POLONIA
  • COREA DEL SUR
  • ESLOVAQUIA
  • CHILE
  • ESLOVENIA
  • ISRAEL
  • ESTONIA
  • LETONIA
  • LITUANIA
  • COLOMBIA
  • LA UNIÓN EUROPEA

Está considerada como una organización participante.

 

PAÍSES MIEMBROS DE LA OTAN:

  • ALBANIA
  • ALEMANIA
  • BÉLGICA
  • BULGARIA
  • CANADÁ
  • CROACIA
  • DINAMARCA
  • ESTONIA
  • ESLOVAQUIA
  • ESLOVENIA
  • ESPAÑA
  • ESTADOS UNIDOS
  • FRANCIA
  • GRECIA
  • HUNGRÍA
  • ISLANDIA
  • ITALIA
  • LETONIA
  • LITUANIA
  • LUXEMBURGO
  • MONTENEGRO
  • NORUEGA
  • PAÍSES BAJOS
  • POLONIA
  • PORTUGAL
  • RUMANÍA
  • REINO UNIDO
  • REPÚBLICA CHECA
  • TURQUÍA

“Colombia ya ha tenido muestras claras del impacto que puede tener la Ocde en un país de América Latina. El proceso de acceso ha puesto en marcha varios procesos de reformas institucionales y ha desencadenado reflexiones internas muy importantes. La Ocde hace bien en voltear sus ojos hacia nuestra región, como lo evidencia el Programa para América Latina y el Caribe. Esta es una región que tiene mucho que aprender y mucho que ofrecer en experiencias de políticas sociales y económicas. Nuestros países tienen retos y experiencias en temas que son cada vez más vigentes en los países más desarrollados: el crecimiento con inclusión, el aumento de la productividad sin dejar atrás a los más débiles, la gobernabilidad de poblaciones cada vez más exigentes. Es una región que podrá beneficiarse enormemente de generalizar los conceptos que promueve la Ocde de gobernanza, transparencia e inclusión. No es fácil decidir que es más cierto: Latinoamérica necesita a la Ocde o la Ocde necesita a Latinoamérica”.

 

Juan Manuel Santos. Fuente: Colombia y la Ocde.

Una relación de beneficio mutuo. Disponible en:https://www.oecd.org/centrodemexico/laocde/colombia-y-la-ocde.htm

Leer más
Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Edición impresa

‘El Profe’ de todos

Published

on

En Santa Marta hay personas que influyen positivamente en la vida de las personas. Personas que merecen ser conocidos por todos, tal es el caso de Javier Charris Fontanilla, periodista y educador que busca la verdad para brindar información de calidad.

 

Daniela Pirela Wisman

Las facultades de periodismo de la ciudad de Santa Marta han contado con Javier Charris Fontanilla como profesor, ya sea de gramática por sus habilidades ortográficas o de radio, su gran pasión. ‘El profe’ Charris comenzó desde niño en el periodismo, cuenta que tenía 12 o 13 años, y siempre tuvo inclinación por el béisbol, un gusto inculcado por su padre, “él me llevaba al antiguo estadio ‘Rafael Hernández Pardo’, y su hermano menor llamado Jorge sabía anotar béisbol y no sé por qué se me dio un día por preguntarle cómo se hacía y él me enseñó lo básico y eso me sirvió en aquella época de los 80. En ese tiempo había béisbol de primera categoría en Santa Marta, era aficionado, pero altamente competitivo y, por ende, las emisoras tenían equipos de transmisión, pero no contaban con anotadores, por lo que, “los anotadores éramos como los ciegos en un reino de tuertos”.

SUS INICIOS EN EL PERIODISMO

El tío del ‘profe’ Charris era amigo del periodista deportivo Farid Salja Junior y él necesitaba a alguien que lo ayudara con las estadísticas, y fue aquí donde comenzaron a abrirle los micrófonos,  “yo decía cómo iba el partido en ese momento, y empecé a cogerle el manejo a la cosa. Mi tío, Jorge Charris, fue operador de radio en Santa Marta y Barranquilla, es decir que la vocación por los medios de comunicación no es de ahora, sino de familia. Y por el lado materno, mi abuelo era poeta, músico y verseador, y aparte de mí, hay tres comunicadores más”, precisó.

Javier Charris señala, que su vocación es de familia, pero que el mayor culpable fue su padre, porque él desde muy niño le inculcó el hábito de escuchar radio, “en mi casa nos levantábamos muy temprano, a las 4 y media o 5 de la mañana para ir al colegio y mi papá prendía al radio, las primeras voces que recuerdo son las de Marcos Pérez Caicedo o Yamid Amat en 6 a.m. 9 a.m. hace por lo menos 35 o 40 años atrás”.

Desde esa época comenzó su vicio por escuchar radio y se volvió normal, tan así, que hoy escucha este medio de comunicación casi todo el tiempo, “duermo con radio, escucho en el celular, en equipo de sonido, en el bus, en el taxi, y si está apagado, pido que lo enciendan.

La ‘ñapa’ me la dio mi mamá, ella me regaló, no sé por qué, cuando estaba en quinto de primaria una máquina de escribir. Yo no aprendí a escribir como las secretarias, pero aprendí a hacerlo rápido desde ese entonces. En esa época como juego de niños hacia unos periódicos escritos en máquina, recortaba las fotografías de los periódicos y las pegaba. Entonces, es algo que nació desde la familia, por hábitos, apoyo, y porque las circunstancias se dieron”.

En el ‘Hugo J. Bermúdez’ donde estudiaba, creó un periódico, cuanta que cursaba segundo o tercer grado de bachillerato, “a mis compañeros les gustó. Cuando estaba en décimo me dieron la oportunidad de entrar a la emisora ‘La Voz de Ciénaga’, allí escribía las noticias de deportes, y Aníbal Ceballos las leía, ni siquiera me dejaba hablar. ¿Quién me enseñó? Nadie.

Luego tomé la decisión de estudiar periodismo, mi mamá fue quien realmente se metió la mano al dril, era modista y dijo que me iba a apoyar. Un tío hermano de mi mama me regaló parte del semestre, y mi tío Jorge puso otra, se organizó ‘una vaca’ y arrancamos”.

CARRERA UNIVERSITARIA

Javier Charris Fontanilla estudió periodismo en la Universidad Autónoma del Caribe en Barranquilla, y cuenta que lo hizo con mucho esfuerzo, porque su madre era modista y su papá tenía una pequeña fábrica de colchones, “vivíamos en el barrio Bastidas, la cosa no era fácil, lo que mi mamá se ganaba alcanzaba escasamente para enviarme la mensualidad de la casa donde vivía en Barranquilla y recuerdo que me tocaba lavar y planchar a mí mismo, porque no alcanzaba para eso. Pero esto era una fiebre y si me preguntan ¿hasta cuándo?, hasta cuando se me quite la fiebre y aún no se me ha quitado”.

Actualmente, se dedica a la radio, alimenta un portal Web, escribe en la oficina donde labora, es coordinador de prensa y profesor, es una fiebre permanente que tiene diferentes facetas. “En términos generales, me fue muy bien en la universidad, siempre he sido buen estudiante desde niño, en la universidad solo perdí una materia con el profesor Gonzalo Restrepo en séptimo semestre, me dejó con 2.95 y se ganaba con 2.96, le pedí que me regalara la décima y me tocó pagar la habilitación y estudiar, cuando llegué al salón me puso el tres y me dijo que era buen estudiante, pero me hizo pasar por todo eso”.

CONSUMIDOR DEL SÉPTIMO ARTE

Quienes lo conocen saben que es un cineasta consumado, es una de sus grandes aficiones, gracias al profesor Gonzalo nació esa inclinación por el cine. Su género favorito es la acción, pero también disfruta y le gusta el suspenso, romance y comedia. Pero no le gusta el terror, cuenta que gracias a una pareja que tuvo, duró 9 años y medio acompañándola a ver las películas de terror. Y a Gonzalo Restrepo, el único profesor que lo rajó, le debe la pasión por el cine, con él aprendió a leer y a interpretar las producciones. Su película favorita es ‘La sociedad de los poetas muertos’ donde el protagonista era Robbin Williams.

VIDA LABORAL

“He sido una persona bendecida por Dios, terminé la universidad y desde entonces no he cesado de trabajar, llevo 26 años de trabajo”. Ha hecho periodismo radial en distintas emisoras de la ciudad, periodismo escrito en varios periódicos, ha sido jefe de prensa de campañas políticas en las que “he perdido y he ganado”, y en la actualidad es coordinador de prensa de la Alcaldía, una experiencia nueva para él, continúa en la docencia y se dedica al periodismo digital alimentando un portal Web, proyecto que espera siga creciendo.

LA DOCENCIA

En el año 2004 entró a la Corporación Unificada del Norte, CUN. En 2007 comenzó a dar clases en la Universidad ‘Sergio Arboleda’, y luego en la Corporación Bolivariana. “Uno cuando está en el campo periodístico, piensa que ya lo sabe todo, pero rara vez  asiste a una capacitación, la docencia te obliga a estar actualizándote en todo momento, porque los cambios son vertiginosos y la educación también”.

SEMBRANDO SEMILLAS

El periodista Víctor Escorcia, exalumno del ‘Profe’ Charris, afirma, que “lo quiero mucho. Recuerdo su puntualidad, era muy estricto con eso, o es porque da clases. Cuando uno no le lleva un trabajo, su frase es “tienes mogollita”, “tienes cero”. Recuerdo sus escaletas en las clases de radio. Una vez cayó un aguacero y tocó ir clases; en otra, hubo un partido de Colombia y nos fuimos para la Samaria, estadero en los alrededores de CUN, el cual estaba lleno de aficionados, pero él nos tenía en clases; solo nos permitió ver la repetición de los goles”. Víctor precisó, que en el ámbito laboral también tuvo la oportunidad de trabajar con ‘El Profe’, quien es uno de los docentes que marcan la vida de los estudiantes universitarios, con él se adquieren muchos conocimientos, aunque es exigente, los estudiantes le tienen mucho aprecio y respeto.

Asimismo, el periodista Hamlet Lombardi manifiesta, que Javier Charris Fontanilla simboliza la experiencia de un hombre que se ha entregado al periodismo, es el referente que muchos podemos tener en esa profesión, además de convertirse a lo largo de la vida, luego de pasar de esa transición entre el estudiante y el colega, en un consultor frecuente, es decir, siempre que existe una duda a la primera persona que se consulta es a Javier, porque sus conceptos son muy respetados. Aparte de rol profesional y académico, he encontrado a un amigo, a una persona en quien confiar y sobre todo, que inspira a seguir luchando por trabajar de una mejor manera en esta profesión. Se constituye,  grosso modo, en la piedra angular de esta nueva generación formados en la ciudad de Santa Marta.

Leer más

Edición impresa

Mango ventiao

Published

on

Una gran pérdida económica se registró en un grupo de cultivadores de mango del municipio de Ciénaga, Magdalena. Una gran cantidad del producto se acumuló en las fincas con la amenaza de causar enfermedades fitosanitarias por la descomposición de la fruta.

Daniela Pirela Wisman

De acuerdo con el Plan de Desarrollo Municipal 2016 – 2019 de Ciénaga, Magdalena, dentro de los cultivos más representativos permanentes en el municipio en el año 2014 por área sembrada se encontraba el mango con 1.000 hectáreas. Una de las estrategias del plan era fortalecer las líneas productivas más representativas del municipio tales como el mango, ya que este se destaca por sus referentes de exportación.

A pesar de esto, cuando inició la temporada de cosecha de mango, una gran cantidad de esta fruta se observaba en el trayecto rural entre el corregimiento Colorado y las zonas del Volcán y Costa Verde. Los fruticultores en ese momento clamaron la ayuda de las autoridades municipales de Ciénaga, y esta problemática dejó a más de 200 afectados. Las pérdidas realmente fueron incalculables, y lo más grave era el riesgo de la aparición de la mosca de la fruta.

En ese momento, los productores del mango denunciaron que, “una dolorosa situación se vive en las zonas rurales de nuestro municipio por la falta de comercialización de cientos de toneladas de mango”. Además, Luís Alberto Márquez, agricultor vinculado con la cosecha del mango en la región agrícola de Sevillano, manifestó, que “llamaron la atención de las autoridades de la salud municipal y departamental para evitar una emergencia fitosanitaria por la disposición de la cantidad de mangos a cielo abierto que puede incidir negativamente en las otras cosechas de esta región porque de allí se desprenden hongos, mariposas y otras especies que agreden las plantas y que se convierten en foco de contaminación para los cultivos”.

La evidente acumulación de grandes cantidades de mango que permanecen en proceso de descomposición en el suelo de las fincas, en las orillas de las vías y en los lotes abandonados, que puede generar alguna enfermedad de tipo fitosanitario y el riesgo de aparición de la mosca de la fruta.

El concejal y productor agrícola ‘Chelo’ Velásquez afirmó, que “toca botar el mango por falta de comercializadores y despulpadoras de frutas. Pérdidas, sólo pérdidas están dejando las cosechas de mango en Ciénaga”. De igual manera precisó, que con la descomposición del mango también se afectan los cultivos de limón.

El Concejal cienaguero señaló, que si bien es cierto que la temporada pasó, no se debe esperar a  la nueva para implementar medidas. Asimismo, reclama la presencia oficial de los gobiernos departamental y nacional, porque es necesario que este ente territorial tenga un centro de acopio, una procesadora de la pulpa, ya que la diversificación de este producto puede venderse en a escala nacional en varias presentaciones y con calidad.

“Un productor de mango todo el año se prepara para la cosecha y cuando llega, nos va pésimo, así fue el año anterior, ello sucede, porque necesitamos con urgencia en el departamento una despulpadora. A los gobiernos Municipal y Departamental siempre para esta época les hacemos la solicitud, hemos consultado con inversionistas, hemos puesto a disposición terrenos para la instalación de la despulpadora y la respuesta es: después del mango, qué hago la despulpadora, con el espacio y las máquinas si el mango solo dura 4 o 5 meses en Ciénaga y qué hago el resto de los meses”, explica ‘Chelo’ Velásquez.

Los cultivadores señalan, que la pérdida es incalculable, además de la dificultad de encontrar empresas que comercialicen y distribuyan la fruta a precios razonables, que les permita sostener la actividad. De acuerdo con el cultivador Fidel Arévalo, ante la imposibilidad de vender el mango, los productores se han visto en la obligación de botar la última cosecha.

“Los mercados a nivel nacional, como Bogotá, manejan el producto a  bajo precio, prácticamente regalándolo, lo que no nos da para cubrir los gastos que tiene la recolección de fruta, para pagar nómina de empleados, ni mucho menos para pagar el trabajo que se hace durante todo el año”.

En los meses de febrero y marzo de cada año los campesinos de Ciénaga y poblaciones aledañas recogen el mango de azúcar como fruta apetecida tipo exportación, en los mercados europeos y asiáticos, no obstante, ante la poca rentabilidad se corre el riesgo que en los destinos se cierre la compra del producto.

De acuerdo con el cabildante Velásquez, “la problemática se presenta en el área urbana y rural, en lo que va del presente año hubo grandes pérdidas para todos los productores de mango de azúcar en el municipio, incluyendo que soy productor. Ya estamos a finales, pero hemos logrado elevar un poco el vuelo de la producción, porque solo hemos tenido desde hace más de 45 días pérdidas.

Siempre para estas épocas de cosecha nos pasa esto, las despulpadoras que están en Barranquilla nos mandan a frenar y dicen que no quieren más mango y nos toca botar toda la producción. Como hay superproducción, el mango que enviamos a Bogotá, Medellín, Bucaramanga y otras ciudades, tiene un bajo costo, la consecuencia de ello es, no tenemos como pagarles a los obreros que trabajan en las fincas. El mango tiene un precio de 3.000 o 2.500 pesos, es decir, una canastilla de 300 o 200 mangos de primera, esto es irrisorio. De ese valor debe salir el pago de los empleados”.

El mango es una fruta rica en vitaminas, debe ser preocupación del Gobierno Nacional, Departamental y Municipal la preservación de la fruta en los tiempos de cosecha.

EL MANGO, PREOCUPACIÓN DE LA GOBERNACIÓN

De acuerdo con el informe de visitas a predios de productores de mango por la problemática sobre producción de mango, el secretario de Desarrollo Económico de la Gobernación del Magdalena, Carlos Gutiérrez Caballero, precisó, que “la Secretaría de Desarrollo Económico del Departamento, preocupada por la situación de inconformidad, calamidad y solicitudes de ayuda, pidió la coordinación en conjunto con el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, Regional  Magdalena, para implementar actividades que conlleven soluciones definitivas a la problemática que se viene presentando año tras año”.

El Secretario de Desarrollo Económico solicitó un informe de las actividades planeadas por el ICA en el mes de mayo y los meses siguientes referente a las visitas realizadas y las programadas, “en las cuales ustedes como autoridad ambiental están en principio socializando las normativas y formas de manejar los residuos de cosecha de mango, así como la visión que han obtenido en las visitas realizadas a la problemática”.

En el mes de mayo se hicieron visitas a los predios de productores de mango del sector, por parte de esta cartera departamental por la problemática del mal manejo que se le estaba dando a los residuos de cosecha causados por la sobre producción de mango en el departamento del Magdalena, en especial, en la zona norte, municipio de Ciénaga.

GOBIERNO NACIONAL

De acuerdo con el diagnóstico nacional del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en la actualidad el sector cultivador del mango se encuentra en una coyuntura en la que la demanda internacional ha crecido y el país ha firmado tratados de libre comercio, lo que ha causado un crecimiento en las áreas de siembra y la responsabilidad de la cadena en pro de transferir un modelo productivo nuevo y mejorado.

Las áreas productivas de mango en el país desde el 2010 vienen con una tendencia de crecimiento.  A partir de 2012 y de acuerdo con el interés por parte del sector frutícola, se ha pretendido expandir su frontera agrícola, sobre todo, en cadena; por ello, se presentó un pico de 3.236, generando un impacto positivo al contar con una mayor producción de fruta y cumplir, en cierta medida, con la demanda interna del mercado.

La producción de mango está dedicada a satisfacer la demanda nacional de fruta, principalmente en zonas de la costa Atlántica, Tolima, Cundinamarca y Antioquia, además de nuevas siembras en el norte del Valle de Cauca y Cauca.  Los productores de mango se pueden clasificar de acuerdo con el área sembrada: pequeños productores son aquellos que tienen un área sembrada de mango de hasta 10 hectáreas; los medianos productores son los que tienen un área sembrada mayor a 11 hectáreas y menor a 50; los grandes productores tienen sembrada un área mayor a 51 hectáreas.

En la región Caribe los departamentos productores de mango son: Atlántico con un 3 por ciento; Magdalena, 12 por ciento; y Cesar, 4 por ciento.  Y las variedades de la Región son mango Tommy Atkins, Keitt, Mango de Azúcar e Hilaza.

EL MANGO Y SUS PROPIEDADES

La composición del mango es distinta según la variedad que se trate, pero todos tienen en común su elevado contenido de agua. Además, aportan una cantidad importante de hidratos de carbono por lo que su valor calórico es elevado. Es rico en magnesio y en lo que a vitaminas se refiere, en provitamina A y C, tan solo 200 gramos de pulpa cubren las necesidades de una persona de dichas vitaminas.

La vitamina C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El betacaroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme este lo necesita. La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Ambas vitaminas cumplen, además, una función antioxidante.

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. Asimismo, aporta fibra que mejora el tránsito intestinal.

Conociendo todas estas propiedades, ¿no será hora de que en el departamento del Magdalena se diseñen e implementen medidas para que en su temporada no se pierda la fruta?

Un Departamento que debe garantizar permanentemente el servicio profesional de la asistencia técnica, además de promover la constitución y legalización de organizaciones empresariales, difundir masivamente los avances de investigación científica, pública y privada con el fin de concienciar a los actores cadena por la participación activa y permanente en pequeños, medianos y grande productores de mango en el país.

A esos productores de mango para que controlen el ataque de plagas y enfermedades, con el objeto de mejorar las actuales condiciones de competitividad en los mercados nacionales e internacionales, quienes, a su vez, comprometan a los entes de investigación públicos y privados para concretar  acuerdos comerciales a futuro que sean permanentes y rentables.

Leer más

Edición impresa

‘Los de abajo’

Published

on

Sin servicios de acueducto ni alcantarillado, ni energía eléctrica y mucho menos saneamiento básico se acostumbraron a vivir los puebloviejeros.  Hasta el momento, ningún alcalde ha podido encontrar soluciones para mejorar la calidad de vida de esta población sumida en la miseria a la vista de todos.

Paola Ramírez Caballero

Puebloviejo parece estar condenado a vivir en la miseria, sus habitantes parecen personajes sacados de la obra “Nosotros los de abajo” del autor Mariano Azuela, pero, a la vista de todos al estar asentado sobre la Troncal del Caribe. Su problemática de servicios públicos no es nueva, viene desde hace muchas décadas, por no decir que nació con estas cuando se convirtió en ente territorial del Magdalena el 3 de mayo de 1929.

El tiempo en este municipio parece congelado. Un viajero puede pasar en diferentes épocas del año y todo se ve igual, como un retrato colgado en la pared; parece que no avanzara al ritmo con que se cambia cada cuatro años de administrador, porque la problemática social sigue sin resolverse. En Macondo nunca pasa nada, todo el mundo es feliz, a pesar que el pueblo se desmorona cada vez más y su pobreza es galopante e inmisericorde.

Las problemáticas de los servicios de acueducto, alcantarillado, energía eléctrica y manejo de las basuras, se agudiza cada día más, porque la población no es la misma de hace diez años. Esta responsabilidad recae hoy sobre el alcalde del municipio, Wilfrido Ayala, al ser actualmente quien traza las políticas públicas del Municipio, pero, también, es el resultado de las gestiones pusilánimes de todos aquellos mandatarios que han desfilado por la Alcaldía de Puebloviejo.

Es paradójico que Puebloviejo se muestre como inviable para solucionar sus problemas, cuando es destacado en desempeño fiscal por su austeridad en el gasto. “La autonomía para solucionar sus problemas es un tema constitucional, porque sí cuenta con la capacidad para hacerlo, pero lo que ha habido históricamente es un mal gobierno, sobre todo, porque sí cumple con los indicadores fiscales”, enfatizó el diputado, Edward Torres.

¿EL CARROTANQUE LLEGÓ PARA QUEDARSE?

Este municipio fue el primero en pagar 15 mil millones de pesos al Plan Departamental de Aguas por unas obras que desde hace diez años no han entrado en funcionamiento, agudizando la problemática social de esta jurisdicción de pescadores, que gasta mensualmente 300 mil pesos en la compra del preciado líquido a los carrotanques que parecen haber llegado a Puebloviejo para quedarse.

“Me gasto diariamente 10 mil pesos en agua para cinco personas, eso me da mensual trescientos mil pesos, mientras que si llegara una factura estoy seguro que no pasaría de 20 mil pesos. Es la hora en que no sabemos qué ha pasado con el funcionamiento de la infraestructura del acueducto que fue construida”, señaló Edwin Avellaneda, habitante de Tasajera.

Los puebloviejeros afirman, que tienen la mala fama de no pagar los servicios públicos, pero Avellaneda dice lo contrario. “Después que veamos el servicio de agua en nuestras casas, pagaremos puntualmente, porque sufrimos mucho sin él”.

En las calles de Puebloviejo se rumorea que el negocio del agua está montado por cada alcalde que llega. Hasta el momento OPINIÓN CARIBE, no ha recibido una denuncia formal que sustente esa acusación hecha por la comunidad. “Con los carrotanques se beneficia el Alcalde, quien tiene como cuatro personas más ajenas al municipio, tienen el negocio montado, tendremos cien años comprando agua”, afirmó Julio Mendoza.

Mientras tanto, el personero de Puebloviejo, Jorge Pérez, sostiene, que “hoy el negocio del agua depende es del Plan Departamental de Aguas del Magdalena, porque el municipio hizo una inversión en redes de acueducto. El Gobierno municipal no tiene nada que ver con este servicio de particulares. Cada propietario va con su carrotanque a la planta de Aguas de la Sierra a comprar las várelas, que corresponde a un viaje, el cual se le vende a la población”.

Según lo informado por la comunidad un viaje de un carrotanque cuesta unos 300 mil pesos, lo que gasta una persona mensualmente cuando en Puebloviejo habitan cerca de 32.346 personas. Por lo que se puede deducir, que es un negocio rentable vender el preciado líquido en Puebloviejo.

“En un día me puedo ganar 20 mil pesos o nada. Este dinero es para la comida y el agua, compramos en 4 mil pesos un tanque de doce latas. En Tasajera nos acostumbramos a comprar el agua, eso les deja recursos a los particulares. La infraestructura tiene muchos años de estar construida, pero no entra en funcionamiento, pagaríamos una factura por el servicio si lo tuviéramos, eso sería lo mejor, porque nos saldría más económico, es mejor tener agua en la casa que carrotanques”, indica Carlos Ortiz, habitante de Puebloviejo.

La población denunció que el camión del aseo no llega a todos los corregimientos de Puebloviejo.

Otro de los moradores de este Municipio es Víctor Hernández, quien asegura, que “un tanque de doce latas tiene un costo de 2.400 pesos, que solo alcanza para lo necesario. Cuando lavamos hay que redoblar la compra. El agua es el problema que más nos aqueja, desde la cabecera municipal, hasta la rural, para conseguir una lata es toda una odisea. A Palmira, el carrotanque no entra, porque los barrios que están de primero se atraviesan con los tanques, nos toca pararlos en la carretera para poder comprarla”.

Hernández agregó, que “si entrara en funcionamiento la tubería del acueducto, pagaríamos el servicio, pero no nos lo prestan, porque semanalmente nos gastamos 100 mil pesos; una factura nos saldría más económica, porque vivimos de la pesca del día que no excede los 20 mil pesos”.

Mientras que Manuel Nieves explica, que “diariamente nos gastamos cinco mil pesos, es lógico que vendan el agua para beneficiarse. En el 2016 hubo agua, pero el agua no tenía las condiciones óptimas, por eso dejaron de prestarla, la información que nos dan es que están haciendo unos trabajos para resolver la problemática”.

Kelly Ortiz asegura, que “cuando tuvieron el servicio, la factura de agua y basura tenía un valor de 17 mil pesos, sí pagábamos porque nos veíamos comprometidos, pero hoy, cada tanque tiene un costo de 2.400 pesos y a nosotros nos dura dos días”.

El personero del Municipio, Jorge Pérez, soporta lo anterior expresando, que “tenemos cincuenta años con el problema del agua.  Los diferentes gobiernos han hecho el intento, pero parece imposible. Puebloviejo no tiene fuentes hídricas, por eso en el 2008 fue incluido en el Plan Departamental de Aguas, pero ha sido peor, aunque fue el primero en pagar las obras es la hora en que no tenemos servicio de acueducto”.

El proyecto de acueducto a cargo de Aguas del Magdalena y financiado con recursos del municipio tiene diez años de ejecución. “Esta obra no está concluida, por tanto, presentamos en la Procuraduría y Contraloría una queja porque el PDA debe responder. El contrato tuvo el inconveniente, que al primer contratista se le decretó la terminación unilateral por incumplimiento, además se quemaron unos tubos”.

El funcionario sostuvo, además, que “hace dos años adjudicó el nuevo contrato, cuando solicitamos la intervención de la Procuraduría. Hoy, están reparando, pero cada día sale una nueva fuga en el tubo, eso causa incertidumbre. Este 13 de julio tenemos reunión de seguimiento de las obras, en la cual solicitaremos que se implementen las acciones pertinentes, porque ya tenemos diez años con esta situación”.

La diputada Claudia Patricia Aarón sostiene, que “el agua es una temática tangencial, porque al momento en el que un municipio tiene agua, mejora su calidad de vida en todos sus aspectos. “A la fecha, Puebloviejo compra el agua, por ello es necesario mirar el trasfondo de la situación, que no es posible que en pleno siglo XXI, todavía haya poblaciones sin los servicios básicos, en especial, comprando agua. Usted, periodista, pasa por la tarde y ve el espectáculo de los tanques de agua a orillas de la carretera y los camiones vendiendo el agua, sin saber si es potable o no.

Lo anterior lleva a que los niños contraigan enfermedades gastrointestinales. Es necesario que se solucione el problema del agua, para que se puedan controlar los problemas sociales, porque existe información de que al parecer en Nueva Frontera el barrio que limita con el municipio de Ciénaga se queda el agua, debido a la existencia de tomas fraudulentas, pero frente a ello, es fundamental tener mano dura, para así  brindarle al municipio la posibilidad de que tenga agua potable”.

En lo referente a las denuncias sobre la venta de agua, la diputada señala, que “no ha llegado a sus oídos ninguna denuncia en particular, solo los rumoreos de que algunos exalcaldes y el  actual tienen empresas de comercialización de agua, sin embargo, afirmar, porque no lo puede probar”. Solo lo ha escuchado como una ciudadana particular que pasa mucho tiempo en el municipio.

“De todas formas es necesario investigar para conocer a fondo cuál es la situación del agua, que se convierte en un negocio lucrativo, debido a la necesidad que tiene todo el mundo de comprar el preciado líquido, porque nadie puede vivir sin él.

Hago un llamado al Gobierno Departamental, ya que el municipio tiene 6 años de haber terminado de pagar todo lo correspondiente al Plan Departamental de Agua y es la hora en la que Puebloviejo sufre la escasez del preciado líquido, esa es una deuda que tiene el Departamento con este municipio. Hemos hecho averiguaciones con Aguas del Magdalena sobre la situación de Puebloviejo con base en los reclamos que la comunidad con justa razón viene realizando y que ha causado gran cantidad de problemas sociales, debido a que la comunidad exige soluciones por la mala prestación de los servicios públicos.

Por ello, se presentan muchas protestas, aunque pacíficas, terminan con muertos como es el caso de Damián, el niño de 13 años, de Palmira, que fue asesinado presuntamente a bala”.

De acuerdo con lo anterior, el personero Jorge Pérez afirmó, que “hay un conflicto entre Aguas del Magdalena y el operador Aguas de la Sierra. Ellos dicen que las obras no sirven, pero la Procuraduría está obligada a que se acabe esa rencilla entre las dos entidades”.

UNA NECESIDAD QUE CRECE CON EL PUEBLO

Otra situación procelosa que hace carrera en Puebloviejo es la informalidad del servicio de energía eléctrica. Para Carlos Ortiz, este problema no ha sido resuelto porque tienen la mala fama de no tener cultura de pago. “La única forma para que nos presten atención es tomarnos la vía, porque el alcalde no se preocupa por nosotros, somos conscientes de que eso está mal, pero, cómo hacemos si la institucionalidad no soluciona”.

Electricaribe es un tema de no acabarse en este municipio. Así lo describe Víctor Hernández, quien aseguró, que su comunidad pagaba las facturas que llegaban en 25 mil pesos mensuales, pero de un día para otro, nos mandaron un recibo de 65 mil pesos, fui a reclamar, pero tajantemente me dijeron que debía pagar 200 mil pesos, eso no lo pagamos”.

Según el personero Municipal, Jorge Pérez, para nadie es un secreto que la infraestructura eléctrica es obsoleta, el cableado es sostenido por maderas enterradas dentro de la Ciénaga Grande. De acuerdo con la nueva reglamentación del Ministerio de Minas y Energía, la administración es la responsable del mantenimiento y sostenimiento.

El carrotanque parece que llegó a Puebloviejo para quedarse. Todos los días la comunidad debe comprar el preciado líquido.

“Muchos gobiernos no hicieron lo pertinente para salir del estado de subnormalidad, como es la medición individual de las redes. Puebloviejo es de sexta, no tiene la capacidad para atender la problemática y la salinidad lo ha agudizado. La Alcaldía tuvo un acercamiento con la cartera nacional con el que se comprometieron a estructurar el proyecto de normalización para disponer de los recursos”, aseguró el Personero de Puebloviejo.

De acuerdo con la información suministrada por la Personería, el proyecto de normalización de redes eléctricas tiene un costo de 15 mil millones de pesos, donde el Ministerio de Minas y Energía había tramitado como prioritario estos recursos debido a los constantes bloqueos de la Troncal del Caribe que dejaron un joven muerto el año pasado.

Jorge Pérez, personero de Puebloviejo.

“Para estructurar el proyecto, Electricaribe dispuso 400 millones de pesos para presentarlo, pero el Ministerio de Minas y Energía y el Gobierno Nacional, le mintió a Puebloviejo, jugaron con la necesidad de un pueblo que reclama solución inmediata sobre este tema. El 87.4 % debe ser normalizado”, afirmó el Personero de Puebloviejo.

Para Edwin Avenadella, el Gobierno Nacional los abandono. “Estamos a la vista de todos, conocen nuestra problemática, pero no le prestan atención”. El agua y la energía, son dos grandes problemas que aquejan a la población generando alteración del orden público como son los bloqueos en la Troncal del Caribe.

“La satisfacción de las necesidades básicas son importantes, sabemos de la problemática de acueducto que tiene el municipio, además, se debe entrar de inmediato a solucionarlo, minimizar la brecha que existe de pobreza absoluta en los corregimientos, esas políticas departamentales puedan aunarse más, lograr una mayor implementaron en el desarrollo de la jurisdicción”, precisa el diputado Álex Velásquez, presidente de la Asamblea.

EN MEDIO DE LA BASURA

Las casas de los habitantes de Puebloviejo se levantan en medio de la basura, según Víctor Hernández, el carro no recoge los desechos en el barrio Carrizal. “Hay que buscar el lugar para echar los residuos.

Frente a lo anterior, el Personero de Puebloviejo puntualiza, que sí hay servicio de recolección de basura, pero la población ha tomado un mal hábito. “Si se vive en medio de residuos hay miseria, pero alguien les dijo a los habitantes que la basura servía para rellenar el terreno, hoy toda la gente insiste en eso. Ya hemos hecho campañas de socialización para tener ambientes sanos”.

Los indicadores de miseria están relacionados con una casa de madera, cero servicios públicos, rodeada de basura. Este panorama es el de Puebloviejo, pero se le agrega, que muchas viviendas que se encuentran esas condiciones tienen servicio de televisión digital. “Son situaciones distantes de la realidad”, comenta el personero Pérez.

Claudia Aarón, diputada

Según la diputada Claudia Aarón, “lo primero es cambiar la mentalidad de las personas, porque se puede ser pobre, esa realidad no se puede ocultar, pero vivir en medio de la mugre es diferente, por ello, considero que no se están llevando a cabo las campañas educativas dirigidas a la comunidad, a los niños, para que haya procesos de reciclaje; tampoco existe una adecuada prestación del servicio de aseo, así que la responsabilidad recae sobre el Alcalde municipal, porque ese es uno de sus deberes fundamentales, reglamentados en la Constitución Nacional, la cual establece que entre los deberes fundamentales de los servicios públicos domiciliarios son responsabilidad del ente territorial”.

El municipio no tiene la posibilidad de extenderse territorialmente al estar bordeado por Ciénaga, el mar, una vía y una zona restringida.

LA PLANIFICACIÓN TERRITORIAL

Puebloviejo tiene un reto urbano y rural debido a que el espacio territorial con el que cuenta para el desarrollo de actividades urbanísticas y residenciales es bastante restringido por las condiciones físicas.

El 60 % del  territorio está constituido por agua ya que está dentro de la Ciénaga Grande de Santa Marta, en la parte frontal tiene al mar Caribe y parte de la faja de tierra con la que cuenta, está afectada por ser vía Parque Isla Salamanca, además,  las condiciones de calidad de suelo no permiten que se realicen labores agropecuarias, excepto por una pequeña franja de tierra, hacia el sureste del municipio en la zona de Fundación y Aracataca, que se conecta con unos ríos que bajan de la Sierra Nevada de Santa Marta, en la parte donde esos sitios se encuentran con la Ciénaga Grande, por tanto, están sujetas a las mareas y a los cambios de la calidad, debido a la mezcla entre agua dulce y agua salada.

En ese sentido, Puebloviejo, según Claudio Devani, funcionario de la Secretaría de Planeación del Magdalena,  “debe trabajar en su control demográfico en la población tanto residente como flotante, no puede densificar demasiado el escaso territorio que queda para desarrollar actividades fijas, porque la escasez de suelos obliga especialmente en la carretera la zona colindante con la Ciénaga Grande de Santa Marta, incluso para la misma construcción es difícil desarrollar una actividad urbanística consolidada.

Desde hace años,  Puebloviejo ha sufrido los problemas de la erosión costera que produce el mar Caribe, antes  estaba más cerca del mar adentro, y se ha venido retrayendo, eso quiere decir, que en condiciones como las que hoy se presentan, asociadas con el cambio climático, de un ascenso del  nivel del mar 0.8 cms en 100 años, con afectaciones que ya se ven en algunos de los puntos en la carretera entre Ciénaga y Barranquilla, en la que el mar está casi en el borde de la carretera,  Puebloviejo va a ser afectado, y puede perder incluso franjas de tierra dentro de la misma cabecera municipal”.

Para el funcionario de la Gobernación del Magdalena, “es necesario generar estrategias adaptativas con base en esos nuevos escenarios que ofrece el cambio climático. Por ello, requiere llevar a cabo una serie de obras de protección costera que contribuya a disminuir el impacto que el mar causa sobre la línea de costa, con un tipo de material que no permita que se siga formando playa en esa zona. Para que esta política sea efectiva debe ser asumida desde el nivel nacional.

Desde el punto de vista urbano en lo que corresponde a la carretera, no queda otro camino que la unión urbanística con Ciénaga, si bien la boca de la barra separa, debido al crecimiento de estas décadas, se ha notado que la cabecera urbana de Ciénaga ha crecido,  y se ha densificado más, también en la zona entre Ciénaga y el peaje de Tasajera han crecido los usos urbanos por población que se ha desplazado y que ha ocupado esa franja de terreno, generando un fenómeno urbanístico ahí, por ello, es necesario hacer un reordenamiento territorial, porque esa zona se encuentra densamente poblada,  además, se están ocupando zonas de protección de cuerpo de agua, como son las  playas y los playones de la Ciénaga Grande de Santa Marta. En este sector se debe hacer un análisis para determinar cuántas viviendas pueden ubicarse una vez que la doble calzada entre Ciénaga y Barranquilla se construya,  estudiar cuál va a ser su densidad, cuáles serán sus usos y la manera en que se distribuirán, es probable que se construyan casas muy pequeñas, sin patios, con materiales de construcción muchos más livianos, con material que se pueda adaptar a las condiciones del entorno y en las cuales se produzcan soluciones para el tema de residuos, tanto las excretas humanas como los desechos de las viviendas no pueden ser depositados en los cuerpos de agua.

En este momento Puebloviejo y Ciénaga solo están separados por el puente de la barra, porque el solo hecho del ir y venir del comercio por la carretera, genera una dinámica que ha hecho que cada vez más personas se concentren ahí, por tanto, se forme un pequeño conglomerado que hay que saber ordenar. La población urbana de Puebloviejo debe integrarse de forma efectiva con el municipio de Ciénaga, de manera laboral, comercial y de servicios.

Álex Velásquez, diputado.

Una estrategia que puede utilizar Puebloviejo es el desarrollo de actividades turísticas, relacionadas con la naturaleza del entorno, no solo debe esperar que la población rural de los pueblos palafitos viva de la pesca, de hecho, muchos viven del comercio y de la prestación de servicios informales en la carretera y hacia el casco urbano de Puebloviejo y Ciénaga, incluso, de la misma Barranquilla.

En este sector de debe aprovechar el turismo en todo lo relacionado con Macondo, así como la reserva de biosfera de la Ciénaga Grande, es una veta importante que se puede explotar ya que ofrece muchas oportunidades para las fincas, además de generar otras posibilidades de empleo en temas de recorridos guiados, de ventas de artesanías, de venta de comidas, entre otros elementos que se pueden explotar en esta parte del departamento del Magdalena.

Si es viable que Puebloviejo se anexe al municipio de Ciénaga, se podría pensar en que el caso de que se genere una migración de población que obligue a pensar que no es necesaria la existencia de un municipio, se puede contemplar esa posibilidad, sin embargo, en este momento, Puebloviejo tiene una población que supera los 30 mil habitantes, sumado a esto, no hay ninguna proyección que indique que su población va a disminuir.

De acuerdo con la Ley 617, solo si el municipio incumple condiciones de viabilidad fiscal durante varias vigencias seguidas, eso llevaría a que el municipio tenga que someterse a programas de saneamiento fiscal y financiero que si no los cumple la Asamblea podría pensar en fusionar dos municipios, pero eso todavía está lejos de producirse. Por eso, nadie contempla la posibilidad de que Sitio Nuevo desaparezca como municipio.

Una alternativa para Puebloviejo es que de parte del Gobierno central se genere una partida adicional, aunque por causa de su condición geográfica le cuesta obtener renta por medio del impuesto predial, o por razón de industria y comercio, además, puede entregarse con el fin de que se preserven las condiciones del entorno ambiental con el que cuenta, la Ciénaga Grande y los pueblos palafíticos”.

Para el diputado Edward Torres, el problema urbanístico se da porque no existen terrenos adecuados para ejecutar proyectos de vivienda. “Esto es el resultado de la falta de planificación, son decisiones de gobierno. Se debe tomar a este territorio como modelo piloto nacional para solucionar el problema de urbanismo, porque existe hacinamiento y no hay condiciones básicas de recreación”.

La propuesta del Diputado del Magdalena se refiere a la construcción de vivienda horizontal, para utilizar de mejor manera el poco terreno que tiene el municipio. “Hay que densificar la población, fortalecer las precarias redes de acueducto y alcantarillado e infraestructura de recreación. Como se construyen las viviendas en zonas de riesgo, no hay infraestructuras de deporte y de salud.

Sería amigable con el medio ambiente construir multimodales multifamiliares de forma horizontal, sería agradable de ver cuando se viajara por esta zona. El que hoy vivan en la miseria es el reflejo de la eterna inoperancia e incapacidad del Gobierno”.

Para el planificador urbano, Luís Vives, Puebloviejo debe afrontar su realidad, hay que visibilizar su problemática ante la institucionalidad. Está rodeado de zonas de alto riesgo y tiene pocas posibilidades de extenderse.

La fuente económica de Puebloviejo es la pesca, desde los más niños hasta los más adultos se dedican a este arte

LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL

Para que Puebloviejo logre superar las necesidades que afronta, debe haber una transformación social. De acuerdo con la diputada del Magdalena, Claudia Patricia Aarón, “hay una deuda que no se puede negar con el municipio de Puebloviejo, una deuda moral que pese a estar ubicado en una zona estratégica, parece que todos pasáramos por ahí, sin darnos cuenta de las condiciones en las que viven las personas en ese lugar”.

Además, agrega, que “hay pocas oportunidades de empleo, pero a pesar de eso, son personas muy recursivas, que se rebuscan la vida de manera informal y otros, un poco más formal. Esto debería verse reflejado en la calidad de vida de sus habitantes”.

Todos los problemas mencionados confluyen en la gran adversidad social en la que se encuentra el municipio de Puebloviejo, porque no ha podido organizar proyectos fundamentales, por ello, violan los derechos fundamentales de la población, como el derecho a la vida, a la vivienda digna.

“No les pueden organizar un plan de vivienda, porque no aplican, ya que no hay espacio. Este municipio se encuentra en zona de alto riesgo por el nivel freático en el que se encuentra: con el mar de un lado con erosión costera ya conocida, y por el otro, la Ciénaga Grande de Santa Marta con todos los problemas que esta presenta”, puntualiza Claudia Aarón.

“Es necesario  partir de la buena voluntad por parte de todos los alcaldes que han pasado por este municipio, sin embargo faltan muchas gestiones, se requiere mayor formación para las personas que llegan a estos cargos de elección popular, porque en muchas ocasiones lleva a que no se presenten proyectos, o a que no se presenten de manera adecuada, en este sentido tiene responsabilidad la Secretaría de Infraestructura o de Planeación Departamental, que no asesoran como es debido a los alcaldes. Por ello, se requieren alcaldes con mayor preparación técnica y profesional”.

A Puebloviejo no se le debe discriminar por su condición de pobladores de pescadores, sino lo contrario, se merecen un mejor trato, mejores servicios y mejor calidad de vida.

 LA HISTORIA SE REPITE

Nuevamente Puebloviejo se encuentra en riesgo de desaparecer entre el voraz  mar Caribe como sucedió en 1928 cuando un tsunami se tragó hasta la iglesia de esta primitiva población.

Edward Torres, diputado.

Esta problemática del litoral Caribe, amenaza no sólo con destruir la infraestructura vial más importante para la economía del norte de Colombia, la carretera Ciénaga – Barranquilla, sino también  con desaparecer a Puebloviejo, territorio hasta donde han llegado desde ingenieros magdalenenses hasta especialistas importados de Rusia a tratar de buscarle soluciones eficaces a este fenómeno cíclico, que según los estudios Geológicos colombianos, su tasa de erosión en 10 años será de 4.5, lo que acabará con vastas zonas costeras de este Departamento.

De hecho, este problema geológico es uno de los que mayores impactos están causando en la región Caribe. En Riohacha han hecho reubicaciones de barrios, porque el aumento del nivel del mar se ha tragado a comunidades enteras, es tanta la magnitud de esta situación que han pensado en reubicar la Termoeléctrica de La Guajira ubicada en Dibulla, porque literalmente esta población está  desapareciendo.

Este mismo dilema lo puede enfrentar el Magdalena con la carretera Ciénaga – Barranquilla, porque en el kilómetro 19, el mar se encuentra a pocos metros de distancia de la vía. Aunque las autoridades no tengan una respuesta a este interrogante, los puebloviejeros están seguros que la historia se repetirá, porque el océano vendrá con toda su fuerza a reclamar el territorio invadido por el hombre.

 

NOTA DE REDACCIÓN

OPINIÓN CARIBE, se comunicó con el alcalde de Puebloviejo, Wilfrido Ayala, pero este no accedió a la entrevista, respondiendo que se encontraba ocupado en Bogotá.

Leer más

Tendencias